El sanador de caballos

el sanador de caballos-gonzalo giner-9788484607441Aprovechando que estuve una semana entera haciendo un curso en tierras catalanas me dediqué por las noches a leer un obra que cautivó mi atención desde el primer momento que la vi: El sanador de caballos, de Gonzalo Giner. Esta obra se divide en cinco partes, cinco momentos en los que el protagonista correrá una nueva aventura.

Esta novela se desliza entre el ámbito histórico y el romántico, sin olvidarse de la búsqueda que el protagonista hace a lo largo de toda la obra.

Se desarrolla en plena reconquista, entre los siglos XII y XIII, de las tierras de Al-Andalus, cuando los reinos eran tres: Castilla, Aragón y Navarra, con las distintas disputas que mantenían entre ambos por los teje maneje de la época. De echo, uno de los momentos clave de la obra es la batalla de las Navas de Tolosa, conflicto con el que concluye la obra. La época histórica en que se sitúa la novela juega un papel muy importante tanto en el vocabulario empleado en la obra como en los diversos oficios y personajes que dan vida a la escena.

Sin duda que el ‘amor’ juega un papel determinante en la obra, ya que el amor de Diego, el protagonista, hacia su familia será el hilo conductor de toda la obra; también cuando se enamora de distintas mujeres esto provocará una u otras reacciones tanto en él como en la amada.

Batalla de las Navas de Tolosa

Aunque sin lugar a duda la pasión que Diego lleva dentro será lo que lo salve de tantos momentos: los caballos. Y es que desde pequeño ha sabido entenderse con los caballos de una forma que sólo él sabe. Eso hará que termine por ser un ‘veterinario’ de la época, ganándose el pan de esa manera.

Esta es una novela de 798 páginas que, sin duda, despertará en el lector un deseo de querer llegar al final y descubrir cómo terminará esta historia.

Las bobadas del 15-M

Resulta curioso leer el acta de la asamblea del 15-M, en Madrid, del día 5 de agosto. Digo curioso por no emplear otro adjetivo, ya que si la analizamos en profundidad comprobaremos diversos errores y contradicciones en la misma:

Se propone que a lo largo de la Asamblea se recojan propuestas sobre diferentes acciones que se pueden hacer durante la visita del Papa. Se recuerda que estas propuestas no son por la visita en sí ni en contra de las creencias en una religión determinada, sino por la financiación pública que indirectamente se está invirtiendo en las jornadas, la utilización de espacios públicos para el evento (como los colegios), así como por la exención fiscal que reciben las empresas financiadoras de las JMJ.

Un comunicado de prensa de la JMJ ya ha aclarado este punto de la financiación pública de la JMJ, que es inexistente: La actividad generada por la JMJ de Madrid supondrá “coste cero para el contribuyente y una inyección de más de 100 millones de euros para la economía española”, según ha mencionado Fernando Giménez Barriocanal, director financiero de la JMJ. Además, es evidente que un evento de esta magnitud no sólo genera gastos -que se pagan con las aportaciones de empresas y de los participantes- sino también aporta claros beneficios para todo el país.

Entre sus propuestas para esos días nos encontramos con que:

  • Que dentro de las movilizaciones convocadas, se incluya una manifestación en la que tod@s vayan disfrazad@s de bebés, para protestar contra la pederastia dentro del mundo eclesiástico.
  • Que las asambleas de barrios y ciudades de la periferia se organicen para ocupar los colegios públicos cedidos gratuitamente para su uso en las jornadas.
  • Boicot a las empresas financiadoras de la JMJ; el listado se puede encontrar en la web de las jornadas en la sección de patrocinadores, siguiendo este enlace: http://www.madrid11.com/es/patrocinadores
  • Repetir una acción que se hizo en Barcelona durante la visita del Papa, convocando a todo el mundo a reivindicar los derechos del colectivo LGTB besándose en la calle a su paso.
  • Ya hay convocada una manifestación “En contra de la financiación de la visita del Papa” para el día 17.08.2011 a las 19:30, más info en www.cuerposfeministaslaicos.wordpress.com

Dicho sea de paso, ellos van a ir contra la Ley Orgánica 9/1983 (Ley de reunión), capítulo II, artículo IV, 3 punto: los participantes en reuniones o manifestaciones que causen un daño a tercero, responderán directamente de él; y en el artículo V queda claro lo que debe hacer el gobierno: (…) suspenderá y, en su caso, procederá a disolver las reuniones y manifestaciones en los siguientes supuestos: (…) b. Cuando se produzcan alteraciones del orden público, con peligro para personas o bienes.

Están vulnerando la Ley de Reunión, ya que, cada vez que toman Sol, los madrileños, especialmente aquellos que tienen un comercio en dicha plaza y quieren vivir, se ven claramente afectados por un grupo de “indignados” que lucha contra el desempleo pero que, a su vez, está generando más. Además de que alteran el orden público y la convivencia pacífica de aquellos que, quizás, están más indignados que ellos, pero que reconocen que esta no es la forma de actuar.

Eso sí, debajo de esta niebla de “indignados” nos encontramos con que unas ideas tales como las marxistas y de izquierdas intentan manifestarse en contra de la Iglesia, contradiciendo lo que leíamos al principio del acta (que no se manifestarían contra las creencias ni contra la visita del Papa).

Y quieren ocupar aquellos espacios públicos que han sido prestados por la comunidad de Madrid, el Ayuntamento de Madrid y el Estado, de forma gratuita. Eso se llama fomentar el turismo y la convivencia con todos aquellos peregrinos que esos días ocupen los diversos colegios para poder dormir.

¿Estos son los que dicen que quieren que desaparezca el desempleo en España?

La enseñanza pública en Galicia, en peligro

Hoy 28 de junio se ha celebrado en Santiago de Compostela una manifestación de profesores de enseñanza preuniversitaria. Convocada por la mayoría de los sindicatos de educación de Galicia, el motivo ha sido un borrador de decreto que, de aplicarse finalmente, llevaría hasta unos extremos inadmisibles la obsesión de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia por ahorrar dinero en la enseñanza pública, algo que está suponiendo un empeoramiento evidente de las condiciones en que los alumnos reciben sus clases y un abuso continuo de ese funcionario público que es el profesor. Con su aprobación, nuestro sistema educativo público recibiría el golpe de gracia que lo convertirá, casi definitivamente, en un sistema asistencial para los alumnos menores de 18 años que no puedan acceder a otro tipo de educación.

Porque las pretensiones de ese decreto vienen precedidas por lo ocurrido (y que sigue ocurriendo) a lo largo de estos últimos cursos, en los que la administración educativa gallega ha buscado por todos los medios el ahorro de profesorado mediante la estrategia de acumular alumnos en las aulas. Así, un aspecto tan crucial como es la ratio profesor/alumnos ha desaparecido desde hace tiempo como un objetivo de calidad y se ha convertido en algo completamente diferente, en una especie de mina de donde poder eliminar a puñados puestos profesionales. El paso que se quiere dar ahora es el de ampliar indiscriminadamente las funciones y el horario presencial en los centros (también, lectivo) de ese profesorado, el mismo que ya está impartiendo sus clases en aulas donde el aumento paulatino del alumnado hace cada vez más inviable cualquier tipo de educación de calidad, esto es, aquella que intenta ser, de forma profesional, lo más atenta posible a la diversidad intelectual y social del alumnado.

En concreto, el futuro decreto pretende

(a) que los profesores vigilemos (con la correspondiente responsabilidad penal) la llegada y la marcha del alumnado cuando acceden al Centro mediante transporte escolar; la razón, obviamente, es atender a una supuesta petición de los padres por la vía de obligarnos a cumplir un trabajo que no tiene nada que ver con aquello para lo que opositamos y para lo que estamos formados, con el fin de ahorrarse la contratación de los trabajadores adecuados;

(b) que los profesores de secundaria completemos, ya no como medida excepcional sino como algo generalizado, nuestros horarios de clase con la impartición de las llamadas materias afines, esto es, aquellas que directamente no son de nuestra especialidad; la razón, obviamente, es ahorrar en profesorado, al margen por completo de cualquier preocupación por la calidad de la enseñanza, que sufrirá por el aumento del número de alumnos por clase y por poner al frente de unas materias a profesores no cualificados para impartirlas;

(c) que los profesores estemos encerrados obligatoriamente en nuestros centros durante 30 horas a la semana, independientemente de cuál sea nuestro horario fijo lectivo y de atención a padres y alumnado; la razón, obviamente, es preparar el terreno para ampliar de forma arbitraria y abusiva nuestras funciones y actividades, al margen, una vez más, de cuál sea nuestra capacitación profesional y cuáles las condiciones laborales de las que partimos.

La sociedad debe saber que estas medidas atentan contra la calidad de la educación y ayudan, en definitiva, a que el sistema educativo público y gratuito termine convirtiéndose en un sistema de guardería para adolescentes. Lógicamente, ningún padre con recursos y posibilidades querrá condenar a su hijo a que pase los años más importantes de su formación encerrado en aulas masificadas, donde el nivel de enseñanza sea el mínimo posible y donde esa enseñanza venga en ocasiones impartida por personas no cualificadas para ello; lógicamente, los otros padres deberán conformarse con ello…

Dicho con otras palabras, las condiciones materiales y profesionales a las que se está llevando al sistema educativo público en Galicia implicarán que ese carácter público y gratuito termine siendo sinónimo de una mala calidad educativa, la cual, a su vez, será la que habrá de recibir aquel alumnado que no pueda, por razones fundamentalmente económicas, acceder a otra.

Bubok publica tus libros gratuitamente

¿Alguna vez has soñado con publicar aquella obra que escribiste durante tu juventud? ¿O has deseado que mucha gente leyera aquel cuento que una vez realizaste? Pues en internet nos hemos encontrado con Bubok, que tiene como objetivo ayudar a la gente a publicar su obra.

Pero lo más sorprendente no es eso, sino que es gratis. Sí, así como suena, gratis; es verdad que hay diversos paquetes por los cuales uno paga cierta cantidad y recibe a cambio ciertas prestaciones hacia su obra, duranto la etapa de elaboración e impresión de la misma.

Esta iniciativa ya cuenta con varios premios como el de Bancaja o el de Obra social “La caixa”, a la vez que tiene acuerdos institucionales con el Ministerio de justicia o la Biblioteca nacional.

Si quieres editar tu libro, adéntrate en Bubok.

¡Váyase Zapatero!

Portugal, Grecia, Irlanda…¿será España la siguiente? La crisis de la economía mundial parece haber convertido los países en piezas de dominó que se abalanzan unas sobre otras, provocando un gran estruendo a su alrededor y provocando el desplome de otras piezas.

La crisis española se debe, como ha sucedido con su homólogo portugués, a la gran irresponsabilidad y fracaso en la gestión económica de J. L. Rodríguez Zapatero, junto con sus ministros. Cuando el PSOE tomó posesión del mando del país el crecimiento económico que había dejado el expresidente Aznar parecía que pronto se acabaría y, efectivamente, la realidad presente nos los demuestra.

Se ha desplomado el superávit hasta el punto de que el endeudamiento del Estado se prolongará durante años; el número de desempleados supera ya los 4,9 millones de ciudadanos activos; aumentan los impuestos pero si no hay trabajo ¿cómo podrán vivir muchas familias?

Si, esta es la cruda realidad. Es ahora cuando los votantes socialistas que están en paro recuerden que depositaron el voto en la urna a favor de unos ineptos que saben como tirar el dinero, pero no cómo invertirlo o emplearlo para sacar a flote un país que parece navegar a la deriva y con un futuro muy negro…

¡Váyase Zapatero!

Sobre “Luz del mundo”, de Benedicto XVI (y Peter Seewald)

El pasado mes de noviembre se convirtió en noticia la filtración, manipulada como siempre, de unas palabras de Benedicto XVI a propósito del preservativo. Este blog dio buena cuenta de la noticia poniendo las cosas en su sitio.

Al mismo tiempo que el diario El País, una vez más, presenta tergiversadamente a sus lectores unas palabras del Papa sobre el asunto de la sexualidad, tan obsesivo para la izquierda progre, querríamos aprovechar para invitar a la lectura de un libro que recoge fielmente y por extenso las opiniones de Joseph Ratzinger sobre los grandes temas del mundo actual.

El periodista Peter Seewald, que ya había hablado con Ratzinger en otras dos ocasiones cuando solo era Cardenal, ha vuelto a entrevistarse con él para reflejar la visión del personaje ahora que es Papa. De uno de los dos libros anteriores, Dios y el mundo, se puede decir sin que haya exageración alguna, que se trata de la mejor, más completa y más clara presentación de lo que es el pensamiento, la doctrina, la visión de hombre y la realidad, del catolicismo que existe disponible en el mercado. Aunque uno en esa obra ya podía vislumbrar con bastante claridad la admirable inteligencia y buen juicio de Ratzinger, la nueva entrevista extensa de Seewald contenida en Luz del mundo (editorial Herder; 227 págs.) es, creo, de obligada lectura para quien quiera hacerse una idea exacta de lo que hay en la cabeza de este hombre, más allá de su condición de Papa de la Iglesia católica. Dicho de otra forma: quien tenga algún interés en saber si Joseph Ratzigner es, efectivamente, ese Torquemada del siglo XXI que nos quieren vender machaconamente los medios progres y los medios y personas malinformadas, tiene en este libro la herramienta oportuna para, sin intermediarios interesados, conocer el pensamiento de este intelectual de primer orden y máxima autoridad del catolicismo que es el Papa Benedicto XVI.

El libro se subtitula El Papa, la Iglesia y los signos de los tiempos. Está dividido en tres partes y un anexo, donde se incluyen algunos documentos de interés y una cronología de la vida del  Papa.

La primera parte, “Signos de los tiempos”, aborda directamente los grandes escándalos y problemas que acosan a la Iglesia católica y al ser humano en la actualidad:  los abusos sexuales por parte de sacerdotes, el relativismo moral y el sentido recto del ser cristiano en un mundo como el de hoy.

La segunda parte, “El Pontificado”, trata como el título indica, asuntos más directamente relacionados con su actividad papal, especialmente los viajes pastorales y las relaciones con otras confesiones religiosas.

Por último, en la tercera parte, “¿Hacia dónde vamos?”, se reflexiona sobre el papel de la Iglesia en la sociedad, en concreto sobre cómo debería encauzar su comunicación con ella en unas circunstancias como las actuales (es en esta parte, donde, por ejemplo, se habla de la postura del catolicismo en cuanto a la sexualidad).

Son muchas, muchísimas, las ideas que el Papa va exponiendo con suma claridad a lo largo de la conversación, e insisto que, para el interesado en el personaje y en el catolicismo, resulta un texto de lectura extraordinariamente provechosa. Simplemente, para finalizar, quisiera, a modo de citas, copiar aquí literalmente algunas de esas ideas, para que, al menos, el lector de este comentario, pueda tener una imagen aproximada del tono y contenido del texto que estamos recomendando.

(pág. 23) “(…) soportar hostilidad y ofrecer resistencia -aunque una resistencia que sirva para sacar a luz lo positivo- son cosas que pertenecen a la vida cristiana.”
(pág. 40; sobre los abusos sexuales) “(…) en la medida en que es verdad, tenemos que estar agradecidos por toda información. La verdad, unida al amor bien entendido, es el valor número uno. (…) los medios no podrían haber informado de esa manera si el mal no estuviese presente en la misma Iglesia. Sólo porque el mal estaba en la Iglesia pudo ser utilizado por otros en su contra.”
(pág. 59) “(…) la voluntad política no puede ser eficaz si no existe en la humanidad entera -sobre todo en los impulsores principales del desarrollo y del progreso- una consciencia moral nueva y más profunda, una disposición a la renuncia que sea concreta y se convierta también para el individuo en una norma de valores para su vida.”
(pág. 74) “Se ve que el hombre aspira a una alegría infinita, quisiera placer hasta el extremo, quisiera lo infinito. Pero donde no hay Dios, no se le concederá, no puede darse. Entonces, el hombre tiene que crear por sí mismo lo falso, el falso infinito.”
(pág. 90) “La gran tarea encomendada a la Iglesia sigue siendo unir fe y razón (…).”
(pág. 111) “(…) el islam debe aclarar dos cosas en el diálogo público: las cuestiones relativas a su relación con la violencia y con la razón.”
(pág. 151) “(…) debemos regresar una y otra vez al evangelio y a las palabras de la fe para ver, primero, qué forma parte de ello; segundo, qué se modifica legítimamente con el cambio de los tiempos; y tercer, qué no forma parte de ello. El punto determinante es siempre, en última instancia, encontrar la distinción correcta.”
(pág. 155) “(…) si se separan por principio sexalidad y fecundidad tal como sucede por la utilización de la píldora, la sexualidad se vuelve discrecional. Entonces, todos los tipos de sexualidad son también de igual valor.”
(pág. 178) “[Jesús] quiere de nosotros que creamos en Él. Que nos dejemos conducir por Él. Que vivamos con Él. Y que así lleguemos a ser cada vez más semejantes a Él y, de ese modo, lleguemos a ser de la forma correcta.”

Cuento de Navidad

Por Mirian Rodríguez de Rivera

Acababa de llegar a mi casa, ya eran las cinco y media, la guagua se retrasó bastante. Y como siempre seguí mi horario.

Ya era la hora de hacer la tarea, abastecida y limpia me puse a estudiar asignatura por asignatura. Ese día no podía tener ningún descanso, la cantidad de materias que debía trabajar no me lo permitía.

Mientras estudiaba música, noté algo extraño. ¿No sería mi mente interpretando ese Canon en re mayor de Pachelbel que estaba memorizando?, al principio lo supuse, pero sólo por un instante. Algo se acercaba, mi temor iba creciendo cada vez más, no me atrevía a mirar a los lados, estaba petrificada en mi asiento, no me moví ni un momento.

Unos segundos después, que a mí me parecieron una eternidad, algo tocó mi mesa, en ese momento mi cabeza realizó un giro involuntario, nunca creí que podría llegar a escaparme de esa posición.
Cuando lo vi me quedé atónita, era algo parecido a un espíritu, sin forma, estaba segura de que era un alucinación, aunque tengo que admitir que por un momento pensé estar muerta, pero su voz interrumpió todos mis pensamientos.

– Hola, ¿te acuerdas de mí? ‐Su voz era tranquila, paciente y algo monótona, además de sugerente.

– ¡¿Qué eres?! ‐ Exclamé mientras preguntaba.

– No te asustes, acuérdate que yo en vacaciones y en tu tiempo libre soy tu mejor amigo, te hice un favor muy grande.

No logré entender lo que decía y repetí mi pregunta, esta vez de forma más amenazadora, y algo grosera aunque no quería llegar a ese punto.
– ¿No me has oído? , ¡¿Quién eres?!

– No te enfades, soy yo, ¿no te acuerdas?‐ me seguía sorprendiendo esa tranquilidad‐ ¿No me habrás olvidado, verdad? Seguro que me recuerdas.

– Me temo que no.

– Soy yo el espíritu de la wii.

No sabía qué hacer, ¿me estaré volviendo loca? ‐ Pensé.

– No lo entiendo, me niego a asumir esa absurda teoría que dices, ¡¿Qué puedo hacer para que te marches?!

– Mmm… estás algo agobiada, ahora mismo nerviosa y un poco enfadada, ya sé la solución, ¿por qué no juegas un poco conmigo?

– ¿Quieres decir que deje de estudiar para jugar a la wii?

– Si, a eso me refiero.

– Lo siento, ni lo intentes, no iré hasta que no terminé.

–Pero no podrás terminar con ese agobio, sólo tienes que batear con mi mando, tan sólo eso, se te irá toda tensión, trabajarás alegre y me atrevo a decir que lo harás más rápido y mejor, este juego te estimulará, lo único que tiene es bueno, ¿no lo ves?

– ¡Ahí! Tienes razón si estoy alegre todo lo haré mejor.

– ¿Lo ves?, ya me comprendes, sólo tienes que encenderme, pulsar este botón.

¿Qué me está pasando? ‐ pensé‐ esto no tiene ni pies ni cabeza. E inmediatamente le dije sin pensármelo más de dos veces:

–No, no lo haré, no lo intentes conmigo, a mí no me vas a convencer.

– Yo respeto tu decisión, pero opino que trabajar enfadada no está bien.‐ esta era la primera vez que le vi algo indignado.

– Yo no estaba enfadada, solo estaba un poco nerviosa, y si realmente estuviese enfadada, tú no serías la única solución, no insistas más.

En ese momento se bajó de la mesa, fue caminando hasta que llegó a la wii y de un modo extraño e inexplicable se desvaneció.

Y de pronto caí en razón, todo fue una tentación, algo que quería estropear mi tarde de estudio, pero la evité.

Después de todo esto volví a sumergirme en la apasionante historia de la música.

(Extraído de Aragón Liberal)