“¿Puede entonces demostrar la ciencia que mi madre, al igual que Dios, me quiere? No.” Estas fueron las palabras de un seminarista por el día del Seminario.

¡Hola a todos/as! Me alegra enormemente poder escribir en este blog. Y la verdad es que me han “tocado” los temas más difíciles que había, pero no puedo quejarme; hablaré de lo que realmente me gusta. En mi sección, “Un esperanza, un color” hablaremos de política y de religión, dos temas que interesan, sin lugar a dudas, en nuestra sociedad actual. ¡Comenzamos!

 

Este año he estado de viaje por diferentes países de Europa, y encontré diferencias, en ocasiones grandes y otras no tanto, con otros países de la Unión Europea. La verdad es que si en algo coincidimos es en que la fe cristiana disminuye a pasos agigantados, y esto ¿a qué se debe? Esa es mi gran pregunta que hasta ahora no he sabido resolver. He visto como celebran misa en estos países por los que he pasado y os puedo asegurar que en cada uno se vivía de manera diferente. Por ejemplo, en Inglaterra las iglesias son pequeñas, como una capilla española, pero más adecentadas y viven la misa con más alegría y fervor. Las canciones eran muy alegres y animadas con instrumentos varios, algo que en España no se lleva…

En Francia y en Portugal, sin embargo, son una mezcla, compuesta por la “alegría” del país británico y el fervor de nuestro país. Viven la eucaristía como si estuvieran viendo al mismo Jesús en la última cena, algo que se debería hacer siempre, pero que no es así… Hay de todo los colores, como en todos los sitios, pero son países que, pese a la bajada de feligreses católicos, conservan todavía ese espíritu que la Iglesia ha defendido siempre, el espíritu del Evangelio.

 

Quiero hacer también breve reseña referente al tema que estamos tratando, la disminución de feligreses católicos.

Tengo un amigo seminarista que en el día de san José, patrón del seminario y día de este último, dijo unas palabras durante la homilía que me dejaron anonadado. Estas fueron las palabras que pronunció durante la predicación: “¿Puede la ciencia demostrar que Dios existe? No. ¿Y por qué? Por ejemplo, yo no puedo meter en una probeta el amor que mi madre tiene hacia mí. En cambio sé que mi madre me quiere. Pues lo mismo sucede con Dios. Yo no puedo meter el amor que Dios me tiene en una probeta; o es más, no puedo meter a Dios en una probeta. Pero sé que Dios me quiere. ¿Puede entonces demostrar la ciencia que mi madre, al igual que Dios, me quiere? No.”

 

Continuando con el tema, pues quería recordar la figura de una persona. Es una mujer, que está en el cielo, sin duda, y que pronto, si Dios quiere, será canonizada. Su obra es grande, pero su amor por los pobres ha sido algo increíble. Ella decía que veía a Dios en todos. Vivió durante años en Calcuta (la India) pero no se había dado cuenta de la pobreza y la miseria de la misma hasta que Dios le abrió los ojos. Fundó una de las congregaciones más grandes, ya que está extendida por casi todos los países, y que vive con mayor fidelidad la pobreza. Ella es la Madre Teresa. Muchos la conocéis, pero no sabéis nada de su obra y su vida. Quería que los pobres murieran en un lugar digno y con las atenciones necesarias para el mismo; esa es el principal objetivo de las Misioneras de la Caridad. Miles de voluntarios y personas ayudan a esta obra, ya sea físicamente, espiritualmente o con donaciones. Viven pobremente y reciben donaciones particulares, nunca subvenciones.

Madre Teresa de Calcuta

Yo soy un gran seguidor de esta monja. Para mí a supuesto un cambio necesario haberla conocido, aunque no fuese personalmente. Recuerdo cuando era pequeño y salía ella por la televisión. Muchas veces ha hablado en público, ha viajado a todos los rincones del mundo anunciando el Reino de los Cielos y la alegría de servir a los pobres. Muchos dicen que solo quería ser famosa, pero yo pienso que para querer serlo debería haber aceptado tantos y tantos regalos que le han hecho y ella decía que “son todos para los pobres, por eso los acepto”.

 

Y ahora, después de esto os pregunto: ¿Qué es mejor: una vida con Cristo o una vida sin Cristo?

 

Ojalá esta pequeña reflexión-artículo os haya ayudado. Y si todavía no lo ha hecho os dejo una oración que muchos tenemos por casa pero que todavía no nos hemos dado cuenta de que la pego nuestra madre o abuela en algún sitio.

 

La cosa más bella de todas (compuesta por la Madre Teresa)

 

El día más bello? Hoy
La cosa más fácil? Equivocarse
El obstáculo más grande? El miedo
El mayor error? Abandonarse
La distracción más bella? El trabajo
La peor derrota? El desaliento
Los mejores profesores? Los niños
La primera necesidad? Comunicarse
Lo que más hace felíz? Ser útil a los demás
El misterio más grande? La muerte
El peor defecto? El mal humor
La persona más peligrosa? La mentirosa
El regalo más bello? El perdón
Lo más imprescindible? El Hogar
La ruta más rápida? El camino correcto
La sensación más grande? La paz interior
El resguardo más eficaz? La sonrisa
El mejor remedio? El optimismo
La mayor satisfacción? El deber cumplido
La fuerza más potente del mundo? La fe
Las personas más necesarias? Los padres
La cosa más bella de todas? El Amor.

5 comentarios en ““¿Puede entonces demostrar la ciencia que mi madre, al igual que Dios, me quiere? No.” Estas fueron las palabras de un seminarista por el día del Seminario.

  1. Respecto de lo primero, no dices nada a cómo ves la situación aquí en relación a esos otros países. Sería interesante para futuros comentarios una reflexión sobre las misas de aquí y si esa “alegría” de la que hablas en algunas ceremonias no puede llegar a encubrir o, incluso, impedir el recogimiento necesario durante la Eucaristía.

    La reflexión de tu amigo seminarista es intuitivamente bastante eficaz, pero no creo que resista los envites de los ateos. El amor de tu madre no se puede demostrar científicamente, pero se manifiesta objetivamente de muchas maneras. Del amor de Dios no se puede decir lo mismo. Me parece, sencillamente, que no debemos abordar a Dios con criterios, digamos, terrenales. Es otra cosa.

    Por último, desde luego, la madre Teresa es un referente humano de primera magnitud. Gracias por recordarlo.

  2. El tema que has escogido está bien, sin embargo esperaba encontrar en el artículo algunos puntos algo más desarrollados que dejasen una idea clara y concreta de lo que querías transmitir.
    Aún así voy a comentar un poco:
    Estoy de acuerdo en que en la actualidad hay una disminución de los feligreses y en mi opinión eso es algo que atribuyo a la hipocresía que muestra en muchas ocasiones la Iglesia. Ojo, yo no soy atea, pienso que como ser humano necesito creer en algo o alguien superior, pero me parece que los tiempos han cambiado y que la Iglesia no ha sabido adapartarse como ha debido y se ha mantenido en una postura que no le ha beneficiado nada.
    Creo que todo iría mejor si realmente la Iglesia estuviese formada por figuras como la de la madre Teresa, personas humildes que dedican su vida a los demás, con sencillez, sin lujos y sin esperar bienes materiales a cambio, pero desgraciadamente no es así y algunos hablan más que hacen…

    Y bueno cuando de Iglesia se trata, son muchos los aspectos a comentar, pero eso te lo dejo a ti para algún otro artículo😉

    El ser humano necesita creer en algo… Y ahí es donde aparece Dios

  3. Me alegra que en unas pocas líneas hayas captado que mi forma de creer quizás es algo peculiar… Sin embargo creo que no me he expresado todo lo bien que pretendía porque no me refería exactamente a lo que has comentado. No pienso que debamos ser perfectos ni mucho menos, pero es que cuando topamos con la Iglesia… Yo creo en Dios, pero no estoy de acuerdo con muchas cosas de la Iglesia. No sabes la rabia que siento por dentro cuando el Papa (por poner un ejemplo) habla de pobreza, viviendo él todo lo bien que vive… Y vale, las propiedades de las que está disfrutando pertenecen al Vaticano y no a él, pero el caso es que al final la Iglesia viene a ser un gran negocio con lujos y ahí es donde a mi parecer nace la hipocresía.
    Por supuesto al hablar de Iglesia e hipocresía no me estoy refiriendo a las personas que trabajan por y para el tercer mundo ni las que participan en ONGs etc, para mi esas son las que merecen la pena como fue el caso de la Madre Teresa, me refiero, como dije en el mensaje anterior de los que hablan más que hacen y a los que predican ayuda para los pobres con un anillo de oro. en el dedo..
    Yo creo que este es un aspecto en el que los jóvenes de ahora nos hemos fijado, eso, y que como dices en España las misas son demasiado serias, no ya para gente adulta sino que lo mínimo es que para los niños que se inician hubiese alguna más especial que les resultase algo más amena (esto varía también según el cura claro está). Y tampoco nos podemos olvidar de un factor muy importante y es lo atrasada que va la Iglesia, mientras que Jesús fue un adelantado para su época, la Iglesia se ha quedado algún siglo atrás…
    Y nada, esta es mi opinión que está lejos de ser corta, pero supongo que esto confirma que el tema es acertado y da juego y eso es lo que al final de un artículo importa.

  4. Bueno Nico, pues sobre este tema opino un poco como mi amiga Ana y sobre todo en que para iniciar a los niños se necesita de algo atrayente porque ¿cómo le va a gustar a un niño estar sentado en un banco escuchando, sin apenas entender, todo lo que dice el cura? La verdad tampoco te sabría decir el que, pero lo que sí que no consiento es que les echen las culpas a los padres de que los niños no vayan a misa, porque yo creo en Dios pero sin embargo apenas asisto a misa los domingos, y no porque mis padres no vayan o no me inciten a ir. Sinceramente no me atrae, me gustaría escuchar la palabra de Dios pero no sus intentos inducirnos un pensamiento que sí puedo escuchar pero no compartir con la Igelsia (aquí estoy hablando por ejemplo de la eutanasia, de la orientación sexual de las personas…etc, y de muchas cosas más que no voy a decir porque me extendería mucho y no tengo tiempo). Y bueno la verdad me gustaría discrepar de algunas cosas más de las que has hablado y a lo mejor luego me paso a comentarlas pero ahora no puedo que me tengo que ir.

  5. Yo no me explano tanto como los otros.
    Solo decirte que quedo todo un poco sin hilar pero ya has puesto una nueva noticia o artliculo o como se llame que ya me parare a leer. Un beso y una firma mas xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s