“Vete y repara mi casa, que está en ruinas”. Esa fue la llamada de Jesús a san Francisco de Asís.

¡Hola a todas/os! Es un orgullo para mi poder volver a escribir de nuevo, aunque hubo las personas que hoy debían escribir tuvieron algunos problemas, con lo cual me ha tocado a mí otra vez.

Os dejo esta pequeña encuesta sobre el blog, que no estaría mal que respondierais.

El pasado día, en “Una esperanza, un color” veíamos diferentes puntos sobre la religión católica, que aprovechando esta nueva actualización quiero dejar “cerrados”.

¿Por qué ha disminuido el número de creyentes? Esa era la pregunta que dejaba para que todos reflexionarais. Pues bien, hoy responderé a la misma aplicando la lógica, más que la religión y la filosofía. En la India, por ejemplo, a día de hoy, en pleno siglo XXI, se están dando numerosas persecuciones a católicos. No son las persecuciones “morales”, como las que hoy puede vivir uno en su lugar de estudio o trabajo, ya sea por defender una fe u otro, no. Son esas persecuciones que nos recuerdan a san Pablo, que estamos en el año jubilar del mismo. Este santo, antes de ser apóstol de Cristo, perseguía a todo aquel que profesara la fe cristiana. Mató a muchos cristianos antes de que el Señor le llamara a evangelizar la tierra. San Pablo iba de camino a Damasco cuando cayó del caballo por culpa de una luz cegadora. Escucho entonces una voz que le decía: “Saulo (como se llamaba antes de seguir a Jesús), ¿por qué me persigues? Hoy no me pararé mucho en este santo, pero si que quería mencionároslo, porque en el año en que él mataba cristiano hablamos del siglo I después de Cristo. ¿Cómo se pueden dar estas escenas en pleno siglo XXI, cuando decimos estar en la era más tolerante? Pues yo no veo cultura alguna el matar a las personas por su ideología. Debemos respetarnos unos a otros.

¿Por qué conté lo de san Pablo y lo que está sucediendo en la India? Pues para demostraros que la Iglesia Católica está perseguida en todos los países. En unos de manera “moral”, apartándola de todos los sitios, como si estorbara, y en otros de manera “sangrienta”, matando a todo católico que se encuentra delante. Es normal que descienda el número de creyentes; muchos por miedo, otros porque dicen no estar de acuerdo con algunos aspectos en los que la Iglesia ha permanecido siempre fiel. En España, por ejemplo, durante la época del franquismo la gente iba a misa en familias. Muchas por costumbre, otras por la fe que tenían. Esas que iban por costumbre han ido desapareciendo. ¿Por qué? Porque Cristo no se debe imponer, se debe proponer. No debemos forzar a nadie a hacer algo que no le gusta. También ha afectado en la disminución de fieles, como decía antes, en la postura de la Iglesia, que la gran mayoría de las veces nadie entiende.

Como conclusión a la primera pregunta que hacía, os digo lo que he escrito en estas resumidas palabras: El número de fieles ha bajado porque todos hemos tirado piedras contra nuestro propio tejado. Ya sea de una manera u otra, pero así lo hemos hecho (y con lo de que hemos tirado piedras me refiero a la Edad Media, en la que la Iglesia se había olvidado de seguir a Cristo).

Hoy os hablaré de otro santo. Esta vez es un hombre. Murió con 44 o 45 años, aquejado de diversas enfermedades, entre ellas ceguera. Sufrió mucho en vida debido a que él, siendo fundador de una obra, veía como esta pasaba de la extrema pobreza, como este santo la había fundado, a las riquezas materiales y de propiedades. Su conversión comenzó en la iglesia de san Damián de Asís, cuando escucho la voz de Jesucristo que le decía: “Vete y repara mi casa que se encuentra en ruinas”. Pensó que debía repararla físicamente; pero en realidad Cristo se refería a que llevara su Iglesia por el buen camino, ya que la Iglesia de la Edad Media en la que vivía el santo, se había desviado de su trabajo evangelizador para darse a las riquezas, al poder, etc. Fundo la orden de los franciscanos menores, que hoy está presente en muchos países del mundo. Este santo se tuvo que apartar de su propia obra, ya que el camino elegido por la misma había cambiado la pobreza elegida por él. Y tuvo el privilegio de tener los estigmas del Señor, que son los agujeros hechos por los clavos en las manos, en los pies y en el costado derecho, al igual que el Jesús en la Cruz. Esta persona es san Francisco de Asís.

San Francisco de Asís

Señor, hazme intrumento de tu paz (Oración de san Francisco)
Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, que yo lleve el amor;
donde haya ofensa, que yo lleve el perdón;
donde haya discordia, que yo lleve la unión;
donde haya duda, que yo lleve la fe;
donde haya error, que yo lleve la verdad;
donde haya desesperación, que yo lleve la esperanza;
donde haya tristeza, que yo lleve la alegría;
donde haya tiniebla, que yo lleve la luz.
Oh, maestro, haz que yo nunca busque
ser consolado, sino consolar;
ser comprendido, sino comprender;
ser amado, sino yo amar.
Porque es dando como se recibe;
es perdonando, como se es perdonado;
y muriendo se resucita a la vida eterna.
Amén.

2 comentarios en ““Vete y repara mi casa, que está en ruinas”. Esa fue la llamada de Jesús a san Francisco de Asís.

  1. Dices cosas muy discutibles. Todas las persecuciones que se producen contra religiones o miembros de esas religiones son morales. Porque una religión es, antes que nada, una propuesta moral.La persecución del cristianismo, no deberías reducirlo al catolicismo, se debe a que su moral es incompatible con regímenes políticos u otras religiones en que la libertad individual no se considera el bien supremo.

    Por otro lado, no me gusta nada ese continuidad que estableces entre la crítica al aborto o a la eutanasia y el hecho de llamar o no llamar matrimonio a las parejas de homosexuales. Esto segundo es una trivialidad al lado de lo anterior; y, en mi opinión, el haberlo hecho objeto de polémica, un error por parte de la Iglesia católica y de ciertos sectores ideológicos.

    Y, en fin, sobre la bajada de número de fieles, me parece que es un tema muy complicado. Dejando a un lado que no sé si se puede identificar cristiano con ir a la iglesia, me da la sensación de que lo que puede haber ocurrido es que la vivencia de la religión se ha interiorizado completamente, después de siglos de espectáculo, y que las autoridades religiosas no han sabido o no han podido ayudar a la gente en ese proceso, y se han quedado en una visión de la religión algo anticuada.

  2. Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

    Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

    Soy del Montón

    Y también hace poco inauguré un foro en el que quizá te interese participar:

    Soy del Montón Foro

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s