Javi

Javier y sus padres

 Este niño andaluz, de apenas unos días ya es famoso. Nació el 14 de este mes, amparado en la nueva ley de la reproducción asistida, convirtiéndose en el primer niño nacido por selección genética, practicada toda ella en España. Su nacimiento permitirá salvar a su hermano, aquejado de talasemia major.

La talsemia es un grupo de enfermedades congénitas en la cual el cuerpo es incapaz de sintetizar la hemoglobina. Se calcula que aproximadamente que e 5% de la población mundial tiene el gen de la hemoglobina mutado, siendo la principal causa de hemoglobinopatías. Y cada año nacen, de forma aproximada, unos 300 000 niños afectados. En concreto, la talasemia major es una de las más graves.

El hermano de Javier estaba destinado a someterse a transplantes de sangre para toda su vida, pero se obró el milagro. Sus padres decidieron tener otro hijo, pero no uno cualquiera, aquel que fuese capaz de salvar a su hermano.

Para esto se sometieron a un proceso de selección embrionaria. Este proceso consta de varias partes:

         · – Se le extrae algunos óvulos a la madre y esperma al padre

         · – Se fecundan los óvulos con los espermatozoides y se les extrae material genético.

         · – Se selecciona aquel embrión que más se acerque al modelo genético buscado.

         · – Se implanta el embrión y los embriones desechados se pueden tirar o congelar por si hubiese que repetir la operación.

Este proceso se utiliza para evitar las enfermedades congénitas, como la talasemia, hemofilia; o para, como en este caso, seleccionar a los embriones que cumplan unas cualidades específicas

El cordón umbilical de Javier se guardará para poder extraer células madre de el. Pero, ¿para que tantas vueltas? La respuesta la tiene la histocompatibilidad, dicho de otra manera la cualidad que tenga la sangre, órgano, ect. para ser aceptado por las defensas y anticuerpos del receptor, es muy difícil que dos personas sean histocompatibles, aún siendo hermanos, por eso mejor no arriesgarse e ir por el hijo “adecuado”.

Pero Javier no es sólo famoso por la importancia científica del avance, sino también por los grandes debates éticos levantados con su nacimiento.

Hay principalmente dos bandos: el que está a favor y el que está en contra:

Entre los que están a favor, la principal razón es que con este acto salvan una vida. La comunidad científica en general está en este grupo.

Al otro lado de la balanza están sus detractores, liderada principalmente por la iglesia. Esta última ya se ha pronunciado en contra, manifestando sus motivos, entre los que destacan:

            · La fecundación in Vitro ya no es aceptada, al contradecir la norma de que los hombres deberán fecundarse, gestarse y dar a luz en una misma mujer.

· El problema de los embriones no usados, ya que son considerados seres humanos, y como tales tienen derecho a la vida.

· El tercer problema son los llamados “bebés a la carta”.  Son los embriones seleccionados para que cumplan una serie de requisitos sin fines médicos, lo cual rebate todas las teorías de la ética vaticana. 

 La otra es la cuestión de los embriones no útiles. Actualmente se congelan por si hiciera falta repetir la operación. Los detractores basan su desaprobación en el derecho a la vida como derecho fundamental. Pero ahí se abre otra discusión también de peso: ¿Cuándo podemos decir que un óvulo y un espermatozoide dejan de ser células y pasan a ser seres humanos? La polémica está servida. Lo único que se puede afirmar es que Javier es una bendición para su hermano.

ADN

5 comentarios en “Javi

  1. No entiendo el texto que hay al lado de la foto del ADN.

  2. Respondiendo a Carlos:
    Lo siento, fue un error de formato, pero creo que ya lo solucioné. Espero ganar soltura en el futuro.

  3. Está arreglado el asunto formal, pero no el asunto de fondo, que es al que me refería: cuando hablas de los motivos de la iglesia para criticar ese uso de los embriones, al explicar el tercer motivo todo queda muy confuso.

    Dices que esa tercera razón se centra en lo de los “bebés a la carta”, y lo explicas diciendo que “son los embriones seleccionados para que cumplan una serie de requisitos sin fines médicos, lo cual rebate todas las teorías de la ética vaticana”. La pregunta es: si son bebés a la carta, ¿no se trata de un uso de los embriones con fines médicos? Si es así, ¿cómo eso que tú impropiamente llamas ética vaticana va a estar de acuerdo si, precisamente, lo que condena por inmoral es el uso de embriones como medios para conseguir algo?

  4. Los bebes a la carta son aquellos en que sin problemas médicos, los padres se someten al proceso de selección genética para conseguir el “hijo perfecto”, eligiendo el color de los ojos, la altura, el pelo,…

  5. Un artículo muy interesante, y sin lugar a dudas polémico. Algo por lo que ningún padre querría pasar. Y aunque considero que Javier es una bendición para su familia, y en especial para su hermano, apoyo la postura de la iglesia, puesto que el desechar los otros embriones es ir en contra de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s