Evolucionando

Desde los albores de la historia del hombre nuestros antepasados no han dejado de hacerse la pregunta, ¿de dónde venimos? Y las respuestas fueron primitivas al principio y poco a poco se fueron refinando hasta dar lo que hoy conocemos.

La primera hipótesis fue el mito. El mito es una narración inventada y maravillosa que intenta dar explicación a fenómenos que escapaban a la compresión de aquel entonces. De estos mitos heredamos dos tradiciones, principalmente, que son la grecorromana y la judeocristiana.

  • La judeocristiana dice que Dios creó el mundo y al ser humano en siete días, dándole un lugar llamado paraíso. Esta tradición coloca al hombre en la cúspide de la naturaleza colocándolo como rey de la creación, y a la mujer la sitúa un poco más abajo, y que fue creada a partir de la cosilla de un hombre. Esta es la teoría que siguen las religiones judía y cristiana.
  • La grecorromana es muy diversa ya que dependiendo del lugar del precedencia hay infinidad de relatos, de ellos cabe destacar el famoso mito de Prometeo y Epimeteo, que dice que Prometeo moldeó al hombre a partir de arcilla, y después, dado que ya no había más cualidades (Prometeo y Epimeteo eran los encargados de darle a cada animal una cualidad distinta) les entregó el fuego (con todo lo que esto representa, como la cocina, la defensa contra las fieras, la justicia para controlarlo…). La mujer no queda en mejor lugar en esta cultura, ya que Pandora, mujer de Epimeteo y cuñada de Prometeo, fue la culpable de esparcir todos los males por el mundo, al abrir la caja y dejar la esperanza dentro.  

La verdadera revolución llegara con Darwin

 

“Cuando estuve a bordo del Beagle, como naturalista, me llamó mucho la atención la distribución de los habitantes de sudámerica y las relaciones geológicas del presente con los habitantes del pasado en esa parte del continente. Me dio la impresión de que estos hechos aclaraban el origen de las especies, ese misterio de misterios, como lo llamó uno de nuestros más grandes filósofos.”

Charles Darwin, El origen de las especies, 1859

Para Darwin, ya no había duda. Inmediatamente desarrolló su teoría: La selección natural, en biología, es un proceso por el cual los efectos ambientales (falta de recursos, cambios geológicos, llegada de nuevas especies…) conducen a un grado variable de éxito reproductivo entre los individuos de una población de organismos con características, o rasgos, diferentes y heredables.

 

Esta era la causa de la variación de las especies en función de los climas y los recursos de cada lugar. Darwin argumenta que todos los seres vivos tienen una ascendencia común y las diferentes variedades y especies que se observan en la naturaleza son el resultado de la acción de la selección natural en el tiempo. La explicación propuesta por Darwin del origen de las especies y del mecanismo de la selección natural a la luz de los conocimientos científicos de la época, constituye un gran paso en la coherencia del conocimiento del mundo vivo y de las ideas evolucionistas presentes con anterioridad. Integra armoniosamente los avances contemporáneos en paleontología y geología; y sienta las bases que cerrarán el debate frente a las tesis alternativas de tipo fijista/creacionista como el catastrofismo de Georges Cuvier.

Esta teoría fue duramente criticada.

Aún hoy, lo cual es preocupante, en algunas regiones del mundo occidental, como en algunos estados estadounidenses se siga enseñando la teoría creacionista cristiana.

 

2 comentarios en “Evolucionando

  1. Hola chicos:
    Llevo días leyendo vuestras entradas y vuestros comentarios. Coincido con muchos lectores en que parece un blog de religios@s. Pero cuando hoy voy a mirar vuestra publicación, me encuentro con esto:

    -La teoría de Darwin (aparte de que estoy estudiándolo), me pareció algo fuera de vuestros hábitos. Me parece muy buen artículo y tema.

    Os doy mi enhorabuena por “vuestra evolución”.

    Pedro, desde León

  2. Creo muy positivo que recuerden y ensalcen a Darwin, su excelente teoria ha sido muy desacreditada en los ultimos tiempos por algunas moditas seudocientificas que pululan por el mundo actual.
    Seria muy bueno que la Humanidad volviera a poner en funcionamiento el cerebro y recuperar todo lo que se ha logrado en materia de ciencia verdadera.
    Saludos.
    Alina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s