20-N:Día internacional de la infancia

Hoy, 20 de novimebre, a parte de recordar la muerte de Francisco Franco, a la que tanta importancia da mucha gente, yo prefiero recordar a los jóvenes y niños y los derechos que la ONU promulgó para los mismos hace 49 años y que todavía no se cumplen en muchos estados, comenzando por España (ya que con algunas leyes obviamos estos principios).

Declaración de los Derechos de los niños promulgados por la ONU el 20 de noviembre de 1959

Principio 1

El niño gozará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Todo niño, sin excepción alguna, tendrán derecho a estos derechos, sin distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición, ya sea de sí mismo o de su familia.

Principio 2

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en un saludable y normal y en condiciones de libertad y dignidad.En la promulgación de leyes para este fin, el interés superior del niño sea la consideración primordial.

Principio 3

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre ya una nacionalidad.

Principio 4

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; para ello, especial atención y protección se proporcionará tanto a él como a su madre, que incluya la adecuada atención prenatal y posnatal. El niño tendrá derecho a una nutrición adecuada, vivienda, recreo y servicios médicos.

Principio 5

El niño que es física, mental o socialmente discapacitados deben recibir un trato especial, la educación y la atención exigida por su particular condición.

Principio 6

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Él deberá, siempre que sea posible, crecer en el cuidado y bajo la responsabilidad de sus padres, y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de la moral y material de seguridad, de un niño de tierna edad no se, salvo en circunstancias excepcionales, ser separado de su madre. La sociedad y los poderes públicos tienen el deber de extender una atención especial a los niños sin familia y sin los medios adecuados de apoyo. El pago de Estado y de otro tipo de asistencia para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas es deseable.

Principio 7

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria, por lo menos en las etapas elementales. Él se dará una educación que promueva su cultura general y le permita, sobre una base de la igualdad de oportunidades, desarrollar sus habilidades, su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de los responsables de su educación y orientación; que la responsabilidad recae en primer lugar con sus padres. El niño tendrá plena oportunidad para el juego y la recreación, que debe ser dirigida a los mismos fines que la educación, la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Principio 8

El niño debe en todas las circunstancias, uno de los primeros en recibir protección y socorro.

Principio 9

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de tráfico, en cualquier forma. El niño no deberá ser admitida al empleo antes de una edad mínima adecuada; que no será en ningún caso ser causado o permitido a participar en cualquier ocupación o empleo que pueda perjudicar su salud o educación, o interferir con su desarrollo físico, mental o moral.

Principio 10

El niño debe ser protegido de las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa y cualquier otra forma de discriminación. El acusado será puesto en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, la paz y la fraternidad universal, y en plena conciencia de que su energía y talentos deben dedicarse al servicio de sus compañeros hombres.

(Óscar Otero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s