Touriño en la Moncloa

SPAIN/Esta mañana estuvo el Presidente de la Xunta de Galicia hablando con Rodríguez Zapatero; como parte, se supone, de la cuota nacionalista que el BNG exige por permitirle ser presidente, una de las peticiones que le ha hecho ha sido la del  “coste que supone el hecho diferencial de tener una lengua propia”.

Aunque de las extravagancias nacionalistas ya estamos más que acostumbrados, hay que reconocer que esta es meritoria. Aunque al final, como es norma habitual de comportamiento político en los nacionalistas, lo que se pide es más dinero, no deja de ser una curiosa curiosité el motivo que se aduce en esta ocasión. Resulta que como además del español en Galicia existe el gallego, el resto de los españoles deben pagar la promoción de esta, porque según Touriño ese fomento es una “obligación por ley”.

Obviamente, Touriño se tiene que referir a una Ley de Galicia, porque dudo mucho que el Estatuto de Autonomía de Murcia diga que los murcianos tienen que aportar una parte de sus impuestos para fomentar el gallego en Galicia. Suena a disparate, pero estoy seguro de que Quintana tiene una forma de racionalizarlo.

La cuestión, con todo, es que por desgracia esa ley existe: el artículo 6 de la Lei de Normalización Lingüística indica que “Os poderes públicos de Galiza promoverán o uso normal da língua gaelga, oralmente e por escrito, nas suas relacións cos cidadáns.” Esa frase es la que justifica el enorme despilfarro económico al que cotidianamente asistimos en Galicia desde hace más de veinte años para promover un idioma que luego la gente habla según le venga en gana. Obviamente, de tanto insistir, las estadísticas son cada vez más negativas y, consecuentemente, de la promoción se está pasando paulatinamente a la imposición.Y aun encima, siguen pidiendo más dinero para seguir sosteniendo ese enorme negocio, del que viven miles de personas, cuyo objetivo es convencer a las personas de que usen una lengua que no quieren utilizar.

Todo porque una minoría tiene la creencia de que una lengua es un hecho diferencial (sea eso lo que sea) y que, guste o no guste, hay que utilizarla porque a ellos les da la gana.

Me pregunto si Touriño cuando llegue a casa, mientras reflexiona en español, como lo ha hecho siempre, sobre esa petición, se sentirá orgulloso o irremediablemente ridículo.

(Por Carlos Míguez)

3 comentarios en “Touriño en la Moncloa

  1. Feliz Navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s