No al aborto

no-al-abortoLlevamos mucho tiempo conviviendo con el debate sobre el aborto como tema habitual de enfrentamiento político. Y, aparentemente, de divergencia en el interior de la sociedad.

Tanto tiempo llevamos que hemos llegado a perder el sentido de las posiciones reales que se están defendiendo, cayendo en una tierra de nadie donde lo esencial ha dejado paso a lo anecdótico. Y de eso es algo de lo que tiene la culpa, paradójicamente, la política, que en vez de ayudar a la canalización honrada y rigurosa de las ideologías, lo enturbia todo con su obsesión por el poder y la destrucción del adversario.

Ahora que el gobierno del PSOE ha hecho públicas sus ideas para elaborar una nueva ley del aborto, es un buen momento para replegar las velas que se han ido lanzando alegremente y situar en sus justos términos la posición de cada cual.

Porque estar contra el aborto es una cuestión de principios, y no de política ni de religión.

Hay que decir no al aborto porque abortar es matar a un ser humano.

Solo desde ese no inicial es posible racionalizar nuestra reacción ante los dramas personales que se pretenden solventar con el aborto, y solo desde el reconocimiento de esa verdad es posible afrontar con dignidad lo que no es más que una huida hacia adelante ante la inmensa frustración que causa el no ser capaces de resolver determinados problemas sociales.

Frente a lo que sistemáticamente reclaman determinados sectores de la izquierda y del feminismo, y frente a lo que se han terminado por creer otros sectores de ámbitos ideológicos ajenos a los anteriores, el aborto no es un derecho de nadie. Dejémonos de seguir repitiendo excusas: un feto humano es un estadio más del desarrollo de un ser humano. Acabar con ese feto es acabar con un ser humano. Que no se vea, que sea pequeño, que tenga tales o cuales capacidades, no afecta en lo más mínimo a su identidad como tal. El respeto a la vida humana es previo a la forma en que esta se manifiesta. Es una cuestión de principios. Es el único principio que nos puede prevenir a la hora de medir el derecho a la vida con el metro de nuestros intereses personales.

Sí: se está contra el aborto por la misma razón por la que se está contra la eutanasia o la pena de muerte: no matarás.

Huir de la consideración del aborto como el acto de eliminar una vida humana levantando para ello la cortina de humo de derechos y dramas sociales abrumadoramente sensibles, y que se presentan ante la sociedad poco menos que como irresolubles, es no solo una elusión de responsabilidades políticas, sino un acto de cobardía humana que prefiere torcer la cabeza ante la defensa de principios esenciales para salir del paso de la incapacidad de resolver problemas auténticamente importantes.

Exijamos a nuestros políticos el compromiso necesario para que todos y cada uno de los casos que fundamentan la opción del aborto sean afrontados desde sus mismas raíces con todos los mecanismos y herramientas a su alcance. Los problemas sociales deben ser un motivo de lucha y esfuerzo colectivo para superarlos, no pretextos para tomar caminos en los que siempre salen perjudicados los mismos, curiosamente aquellos que deberían ser el verdadero objeto de nuestra atención como personas.

No es verdad, por tanto, que la solución a esos problemas sea el aborto. No nos permitamos que con la excusa de querer reconocernos no sé qué derechos, nos quitemos nosotros mismos el primero y principal de todos ellos.

El punto de partida es decir no al aborto; luchemos para que, definitivamente, deje de ser el punto de llegada.

(Por Carlos Míguez)

4 comentarios en “No al aborto

  1. Esperemos que los partidos politicos se posicionen con valentía y decisión, para que esta absurda ley no pueda salir adelante.

  2. No María, no esperes nada. Esto ya no es un tema social y político sino de venganza y rencores, de revanchas y poder. Es un tema de hacer daño a la sociedad, de destruir esa sociedad.
    Se defienden los criaderos de plantas y del mosquito tururú y se penaliza la destrución de un nido de cucarachas de color amarillo pero se apoya la muerte humana.
    El aborto no es discutible. Si se quiere mirar desde vista religiosa, todos sabemos los pensamientos. Si los que lo defienden desde el punto de vista material pues que sepan que si no son religiosos ni quieren creer en ello se consideran cuerpos materiales, especie animal y como tal su deber y función es procrear. Ni la máas bestias de las bestias aborta adrede(exceptuamos a los progres).
    Una madre no es la teoría que se nos enseña, no es eso de decir lo he llevadop dentro….una madre es inexplicable desde el mismo mopmento de la fecundación que ella bien recuerda.
    El aborto no solo no es defendible por ninguna vía sino condenable desde el punto de vista de especie animal.

  3. Sinceramente nunca suelo leerme las actualizaciones del blog, pues el tiempo no me lo permite, pero esta ves, este tema me ha parecido de especial interés, estoy de acuerdo en casi todo, a excepción de algunos pequeños detalles que paso de comentar.

    Simplemente decir que hay que seguir luchando por ese don tan importante como es la vida. Que no es justo que una persona, la mayoría de las veces sólo por pensar en sí misma, por ser egoísta, luego pretenda matar a un pequeñ@ inocente, sólo porque esa persona lo haya pasado bien y ahora tenga que aguantar con lo que viene.

    Desde mi punto de vista , está clarísimo que nos encontramos en una sociedad cada vez más egoísta, en la que sólo se piensa en uno mismo, y que se hacen las cosas pensando únicamente en el bien de cada uno, sin ni siquiera pararse a pensa en que puede querer un pequeño individuo que acaba de recibir el maravilloso don de la vida, pues gracias a ese egoísmo, jamás llegará a poder decirdir lo que él considera que es lo correcto.

    Todo esto se puede fácilmente resumir en unas breves palabras, pensar un poco por favor, si tu madre hubiera abortado, tú no estarías leyendo esto ahora.

  4. Pingback: Una vez más, no al aborto « Color Esperanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s