Teresa de Calcuta: ¿por dónde seguir?

Mientras leo las cartas de Teresa de Calcuta, y al tiempo que reflexiono sobre la complejidad de la fe, no puedo dejar de pensar en lo extraño que resulta que toda su apabullante vida de dedicación a los demás se haya sustanciado con el tiempo en una especie de figura venerada que, de tan poderosa, resulta ajena a la mayor parte de la gente.

Quiero decir: es curioso cómo una mujer que si algo demostró con su labor fue que está en nuestra manos, y solo en nuestras manos, el poder ayudar a los demás, al final ha terminado por representar un ejemplo modélico, santificado, inalcanzable, de ese principio humano tan básico.

La admiramos tanto que en ello va implícita la aceptación de que nos es imposible acercarnos siquiera un poco a ella.

¿Dónde está el problema? ¿Por qué ocurre algo así, algo tan, a la postre, paralizante? ¿Por qué una persona que debería marcar el camino termina por ser una excusa para no intentar siquiera seguirlo?

Seguiré leyendo sus cartas mientras pienso en todo esto

(Por Carlos Míguez)

3 comentarios en “Teresa de Calcuta: ¿por dónde seguir?

  1. ¡Buenas!

    Quería pedir como favor, si no es mucha molestia, hace poco diseñé una nueva página y necesito empezar a posicionarla, si tuvieran la amabilidad de colocar un enlace a la misma.

    La página es Videos Graciosos. De paso pueden comentarme qué les parece, ya que no está del todo terminada.

    Un abrazo y gracias de antemano.

  2. Realmente pienso lo mismo. La figura de la Madre Teresa, como la de otros santos nos quedan lejanas y como algo inalcanzable, o para personas de alguna forma hechas de otra pasta, por decirlo de alguna manera. Hoy he hecho un comentario sobre la Encarnación de María y he llegado a una conclusión parecida: nos parece lejano, perfecto y que todo fue fácil y sin ninguna duda, y que está muy lejos para nosotros responder como María, o como Madre Teresa.
    Creo que ahí está nuestro problema: en nosotros, dentro de nosotros. También he hecho una reflexión, precisamente hoy, sobre la historia, en un pequeño vídeo que he visto, sobre la historia de JESÚS, y se puede presentir que todo fue tan natural como nuestra propia vida: dudas, indicisiones, miedos, incertidumbre, trabajos…etc. El camino no es algo que idealizamos con mucha facilidad, sino algo real que nos está pasando todos los días, y desde ahí tenemos que esforzarnos en vivirlo y realizarlo, de forma tan natural y sencilla como lo hizo María y también Madre Teresa.
    Un abrazo.

  3. Hola,
    Dime una dirección de e-mail donde escribirte. Tengo una información que quizá te interese incluir en tu blog.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s