A vueltas con el aborto: que no nos tomen por idiotas

triniAlgún día le habremos de dedicar una entrada monográfica al diario El País, pues sus inumerables méritos en la unidireccional y sistemáticacamente constante deformación y manipulación de la realidad se lo merecen. Y ya son muchos años.

Mientras tanto, seguimos atentos a la lectura de sus páginas, pues de ellas siempre es posible extraer joyas de la ideología progre, que con tanta presunción y generosidad reparte por la sociedad española que, a su vez, tiene a bien corresponderle con una audiencia no solo mayoritaria sino satisfechísima de creerse lectora de una especie de ne-rien-va-plus del rigor y la profesionalidad periodística.

El viernes pasado, su edición impresa llamaba la atención con un titular referido al Cardenal Cañizares y esas declaraciones donde aborto y pederastia iban en la misma frase. No tengo el titular a mano, pero recuerdo que sutilmente sugería lo que, lógicamente, luego el desarrollo de la noticia no confirmaba, pero…ahí queda eso… (todo un estilo, ya se sabe). Sin embargo, sí he podido localizar ese desarrollo, y me interesa traer aquí un fragmento del mismo en donde se citan unas palabras de Trinidad Jiménez que pretenden expresar la absoluta estupefacción que esas declaraciones del Cardenal han generado en la opinión pública pogre.

La ministra decía: “Es muy grave e irresponsable relacionar los abusos sexuales a menores con el aborto. Estamos hablando de asuntos completamente diferentes. Los abusos sexuales normalmente se cometen en menores, contra su voluntad, y afectan de una manera terrible a su vida”.

Dejando a un lado ese verbo relacionar, que no pinta nada ahí (o sí pinta…), lo curioso de lo que dice Trinidad Jiménez es que elude por completo el considerar qué grado de gravedad confiere el Cardenal Cañizares al aborto. Consecuentemente, aunque su comentario es, desde un punto de vista intelectual, sencillamente disparatado, es tremendamente efectivo desde el punto de vista de la demagogia, porque pone al Cardenal al pie de los caballos al vaciar de sentido el verbo abortar y ponerlo al lado de una expresión tan explícitamente negativa como abusos sexuales a menores. Porque si la ministra fuese seria y tuviese alguna altura intelectual, se habría dado cuenta de que el aborto siempre se comete en menores y contra su voluntad, y que también afecta de una manera terrible a su vida, pero con la diferencia de que acaba con ella.

Es algo muy tópico, pero viene como anillo al dedo: hay algunos que cuando hablan parece que creen que los demás son idiotas.

(Por Carlos Míguez)

Un comentario en “A vueltas con el aborto: que no nos tomen por idiotas

  1. La tropa de ministros inéptos además de mentir, hacer demagogia y tratarnos como tontos, dudo mucho que sepan hacer otra cosa. Lo que yo me pregunto es: esta gente es la más capaz???? porque si es así, no quiero pensar como serán los demás…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s