Sé responsable

acusadorMuchas veces tendemos a culpar a los demás por nuestra mala fortuna, por nuestros miedos, por no progresar en la vida, porque nos va mal en los estudios, porque siempre estamos estancados en el mismo lugar. Si bien el medio a veces conspira contra nosotros de diversas maneras, es muy importante mirar cuidadosamente nuestra vida y ser sinceros, ¿la situación por la qué estamos atravesando puede ser cambiada? A tener en cuenta ¿hay algo que yo pueda hacer para cambiarla? Y la pregunta más importante, ¿qué puedo hacer para cambiarla?

Si hemos detectado una situación que puede ser cambiada por nuestra mano, ¿qué estamos esperando? ¿Por qué tendemos a dejar de lado lo que realmente queremos hacer? La respuesta es la de siempre, es cómodo quedarse como estamos, muchos sentimos miedo a los cambios o simplemente nos aburrimos en el camino porque todos nuestros esfuerzos parecen ser en vano.

Uno tiene que ser responsable de sus actos, de las decisiones que toma. Hay un dicho que dice que no existe la mala suerte, sino las malas decisiones, y en muchos casos puede ser aplicado con sus excepciones, por supuesto.

Cuando uno se responsabiliza por lo que le está sucediendo, da el puntapié inicial para comenzar de nuevo. Todos tenemos derecho a equivocarnos, pero en lugar de llorar desconsoladamente por nuestros errores, debemos aprender de ellos y ver cuál es el mejor camino para lograr nuestros objetivos.

Ser humilde es el primer paso, reconocer que no tenemos todas las respuestas está bien, lo que en verdad interesa es tu deseo de lograr lo que quieres, de salir adelante, de no darte por vencido.  No es un camino sencilo, pero si logras hacerlo tendrás grandes recompensas.

(Por: Mariana Alvez)

Un comentario en “Sé responsable

  1. Me identifiqué mucho con ésta nota. Yo crecí en una familia en la que uno de los miembros principales se ha dedicado toda su vida a culpar a los demás de su mala “fortuna”, desde que ésta apareció. Gracias a que a cierta edad me dí cuenta de esto, he tratado de evitarlo al grado de que tal vez peco del otro lado, o sea, responsabilizándome por cosas que no debería. Prefiero estar de éste lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s