Timidez: El enemigo social

timidez enemigo social

La timidez es una de las características de personalidad más compleja, puede ser vista como un rasgo de senbilidad exquisito para algunos, molesto para otros.  La realidad es  que la timidez usualmente se convierte en un arma terrible al momento de llevar a cabo una interacción social exitosa.

Supongamos que alguien se siente terriblemente atraído por otra persona, su silencio, su miedo, hará que actúe como si ni siquiera estuviera interesado y eso será visto por el otro como una señal de rechazo, conclusión: se terminará irremediablemente perdiendo al objeto de nuestra  devoción y deberemos cargar eternamente con la pregunta, ¿qué hubiera sucedido si…?

Otra consecuencia de la timidez es menospreciar nuestro talento y nuestras habilidades, lo que culminará en un estancamiento profesional. Tenemos tanto miedo de demostrar lo excelente que somos, que todos los demás nos pasan por encima y siempre terminamos quedando relegados a un último plano mientras observamos como otros consiguen lo que nosotros queríamos.

Pero como siempre digo, nada está perdido si uno está empeñado en trabajar en sí mismo. Por supuesto que lo primero que tienes que trabajar es en tu autoestima, amate, cuidate y valora cada una de tus cualidades, regocijate con tus éxitos, tú sabes que vales y que tienes un gran talento.

Haz oídos sordos a las críticas de los demás, siempre habrá alguien con una nube negra encima de su cabeza tratando de hacer que los otros se sientan tan mal y fracasados como él, ignoralos por completo. Y no te olvides de enterrar tus propias críticas, a veces nosotros somos los más exigentes.

Confía ciega y plenamente en que todo resultará tal como esperas, conseguirás ese ascenso a como de lugar, esa chica que te enloquece te prestará atención, te animaras a hablar en clase y demostrarle a todos cuánto sabes.

ACTÚA, no te quedes quieto como una estatua, sal al mundo y deslumbralo, anímate a llevar a cabo ese plan que hace tiempo estás posponiendo por un temor irracional al fracaso.

Haz nuevos amigos, no te quedes encerrado en el cyberespacio, anímate a conocer esa gente maravillosa con la que has estado hablando durante meses desde la invisibilidad de tu ordenador.

También podrías realizar deportes que suban tus niveles de adrenalina, quizás algún deporte extremo o alguna actividad física que te haga sentir mejor contigo mismo, recuerda que los deportes liberan endorfinas, un cóctel que te hará sentir más feliz.

Si tienes miedo de hablar en público lo mejor es practicar, practica con lo que sea, el techo, la pared o tu amada mascota, pero hazlo. Piensa en cosas interesantes en que decir y luego habla de lo que sabes con tus amigos, seguro siempre tendrás algo novedoso que compartir que despierte el interés de los demás.

Así que ahora nada de excusas,  deja tu timidez guardada en un cajón y comienza a disfrutar, la vida te espera con los brazos abiertos.

(Por: Mariana Alvez)

3 comentarios en “Timidez: El enemigo social

  1. Excelente!🙂

  2. El artículo en sí está muy bien para dar animos, y digamos que marca unas pautas a seguir, pero sólo la persona tímida sabe lo mal que lo llega a pasar en determinados momentos, que por mucho que intenta expresar, es incapaz, especialmente en la adolescencia, pero con la madurez y la seguridad, no se soluciona pero si se mejora.

  3. Gracias Mariana por este blog, en verdad, yo soy muy timida, simpre lo he sido y principalmente cuando era adolescente, no podia dejar escapar lo que yo sentia, por lo que me ponia muy colorada en ecceso y todos lo notaban. en el salon de clases no se diga, era muy timida y me costaba trabajo participar. Ahora en mi edad adulta creo que estoy mejor, que lo he ido superando y deseo sentirme lo mas segura posible, para no sentirme criticada o rechazada.Se que esto me lo genero yo misma por que se dice que no hay que tomarse las cosas como personal, si hubiera sabido de esta informacion desde mi infancia, seguro ya no me hubiera puesto tan colorada, no tan callada.Se que hoy me tengo que atrever a soltarme, sabes tambien pasa cuando deseo nadar, no me puedo soltar , y tantas veces que lo he intentado, o al patinar, que miedo.Muchas gracias por estos consejos Mariana.Felicidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s