La tarima, el usted y la autoridad del profesor

educacionLas ideas de bombero, características de los políticos, se han cebado estos últimos días con el ámbito de la educación. Desde la revolución provocada por la Logse a principios de los noventa, a su vez consecuencia natural de los cambios sociales y culturales acaecidos en España durante la democracia, lo único que se ha hecho con la educación es marearla con leyes y decretos intrascendentes que lo han tocado todo para dejarlo exactamente igual a como estaba.

Tan inútil ha sido, que hasta los políticos se han cansado de ello.

Pero un político aburrido es un peligro.

Y así, en vez de tirar por la vía de la grandilocuencia legislativa, algunos se quieren despeñar por la vía de la re-instauración de medidas simbólicas como solución a todos los males educativos.

Uno dice que los alumnos tienen que tratar a los profesores de usted y la otra que hay que volver a colocar tarimas en todas las aulas para los profesores.

¿De verdad es tan dificilísimo preguntarle un día, aunque sea sin querer, a los profesores por cuáles son sus necesidades más inmediatas? ¿Alguien se cree que en esa encuesta imposible y en el primer puesto de las urgencias más imperiosas  habrían de aparecer la tarima y el usted?

¿Dónde está el problema? El problema está en que esos políticos se creen que el problema de nuestra educación es que los profesores no tienen autoridad, cuando lo que en realidad ocurre es que quien no tiene autoridad es el sistema educativo. Y la autoridad a una institución social no se la confiere el que los funcionarios o trabajadores de la misma trabajen desde una tarima o sean tratados de usted. Obviamente.

Obviamente, este es un tema complejo. Pero lo que no se puede dejar pasar por alto es el intento de los políticos de querer engañar a la población con ocurrencias disparatadas que presentan como si fuesen la clave de todos los problemas. Para seguir viviendo permanentemente de espaldas a la realidad diaria de institutos y colegios públicos. Mientras las autoridades políticas no ejerzan su autoridad dotando al sistema educativo español del sentido y, luego, de los medios adecuados para sacarlo del limbo guarderil donde ahora mismo se halla instalado, ni la tarima ni el usted servirán para otra cosa que no sea para echar unas risas más.

Un comentario en “La tarima, el usted y la autoridad del profesor

  1. Efectivamente, si no fuera tan triste como comentas, todo este “debate de altura” sobre los problemas de la educación, sería de risa.
    Puestos a decir estupideces, a mí lo que más me preocupa es el riesgo de andar subiendo y bajando la tarima, que uno ya tiene una edad. ¡Vaya tela!
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s