Aznar

El valor de José María Aznar como referente político es directamente proporcional al cariz e intensidad de los insultos y agresiones verbales que recibe. Y su valor como político, inversamente proporcional al de Rodríguez Zapatero. Seis años después, uno entiende el 11M, además de como tragedia, como símbolo: es imposible que semejante cambio en la dirección de un país, hubiese podido derivarse de un discurrir sensato de los acontecimientos históricos. Y es imposible que una ruptura tal con un pasado tan honorable, pudiese llegar a producir algo muy distinto a lo que ahora tenemos. ¿Necesitaremos, acaso, un nuevo latigazo, en forma, por ejemplo, de crisis insoportable, para que todo se reajuste de nuevo? Pero, ¿puede avanzar decididamente un país a base de acelerones y frenazos absurdos?

2 comentarios en “Aznar

  1. Sin duda que los sociatas le detesten es signo de valía. Igual que a Esperanza Aguirre. La derecha debería ser más lista y escuchar lo que dicen los sociatas: los más criticados son los mejores.

  2. En su día debió pensar: “ladran, luego cabalgamos”.
    Lastima que el ya no tenga mas que cabalgar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s