Bubok publica tus libros gratuitamente

¿Alguna vez has soñado con publicar aquella obra que escribiste durante tu juventud? ¿O has deseado que mucha gente leyera aquel cuento que una vez realizaste? Pues en internet nos hemos encontrado con Bubok, que tiene como objetivo ayudar a la gente a publicar su obra.

Pero lo más sorprendente no es eso, sino que es gratis. Sí, así como suena, gratis; es verdad que hay diversos paquetes por los cuales uno paga cierta cantidad y recibe a cambio ciertas prestaciones hacia su obra, duranto la etapa de elaboración e impresión de la misma.

Esta iniciativa ya cuenta con varios premios como el de Bancaja o el de Obra social “La caixa”, a la vez que tiene acuerdos institucionales con el Ministerio de justicia o la Biblioteca nacional.

Si quieres editar tu libro, adéntrate en Bubok.

Cuento de Navidad

Por Mirian Rodríguez de Rivera

Acababa de llegar a mi casa, ya eran las cinco y media, la guagua se retrasó bastante. Y como siempre seguí mi horario.

Ya era la hora de hacer la tarea, abastecida y limpia me puse a estudiar asignatura por asignatura. Ese día no podía tener ningún descanso, la cantidad de materias que debía trabajar no me lo permitía.

Mientras estudiaba música, noté algo extraño. ¿No sería mi mente interpretando ese Canon en re mayor de Pachelbel que estaba memorizando?, al principio lo supuse, pero sólo por un instante. Algo se acercaba, mi temor iba creciendo cada vez más, no me atrevía a mirar a los lados, estaba petrificada en mi asiento, no me moví ni un momento.

Unos segundos después, que a mí me parecieron una eternidad, algo tocó mi mesa, en ese momento mi cabeza realizó un giro involuntario, nunca creí que podría llegar a escaparme de esa posición.
Cuando lo vi me quedé atónita, era algo parecido a un espíritu, sin forma, estaba segura de que era un alucinación, aunque tengo que admitir que por un momento pensé estar muerta, pero su voz interrumpió todos mis pensamientos.

– Hola, ¿te acuerdas de mí? ‐Su voz era tranquila, paciente y algo monótona, además de sugerente.

– ¡¿Qué eres?! ‐ Exclamé mientras preguntaba.

– No te asustes, acuérdate que yo en vacaciones y en tu tiempo libre soy tu mejor amigo, te hice un favor muy grande.

No logré entender lo que decía y repetí mi pregunta, esta vez de forma más amenazadora, y algo grosera aunque no quería llegar a ese punto.
– ¿No me has oído? , ¡¿Quién eres?!

– No te enfades, soy yo, ¿no te acuerdas?‐ me seguía sorprendiendo esa tranquilidad‐ ¿No me habrás olvidado, verdad? Seguro que me recuerdas.

– Me temo que no.

– Soy yo el espíritu de la wii.

No sabía qué hacer, ¿me estaré volviendo loca? ‐ Pensé.

– No lo entiendo, me niego a asumir esa absurda teoría que dices, ¡¿Qué puedo hacer para que te marches?!

– Mmm… estás algo agobiada, ahora mismo nerviosa y un poco enfadada, ya sé la solución, ¿por qué no juegas un poco conmigo?

– ¿Quieres decir que deje de estudiar para jugar a la wii?

– Si, a eso me refiero.

– Lo siento, ni lo intentes, no iré hasta que no terminé.

–Pero no podrás terminar con ese agobio, sólo tienes que batear con mi mando, tan sólo eso, se te irá toda tensión, trabajarás alegre y me atrevo a decir que lo harás más rápido y mejor, este juego te estimulará, lo único que tiene es bueno, ¿no lo ves?

– ¡Ahí! Tienes razón si estoy alegre todo lo haré mejor.

– ¿Lo ves?, ya me comprendes, sólo tienes que encenderme, pulsar este botón.

¿Qué me está pasando? ‐ pensé‐ esto no tiene ni pies ni cabeza. E inmediatamente le dije sin pensármelo más de dos veces:

–No, no lo haré, no lo intentes conmigo, a mí no me vas a convencer.

– Yo respeto tu decisión, pero opino que trabajar enfadada no está bien.‐ esta era la primera vez que le vi algo indignado.

– Yo no estaba enfadada, solo estaba un poco nerviosa, y si realmente estuviese enfadada, tú no serías la única solución, no insistas más.

En ese momento se bajó de la mesa, fue caminando hasta que llegó a la wii y de un modo extraño e inexplicable se desvaneció.

Y de pronto caí en razón, todo fue una tentación, algo que quería estropear mi tarde de estudio, pero la evité.

Después de todo esto volví a sumergirme en la apasionante historia de la música.

(Extraído de Aragón Liberal)

Historia de Katie Kirkpatric (relato-presentación)

El otro día, mirando mi correo, recibí un mensaje en cadena parecido a este, no era 1 presentación, ya que está la encontré por ahí, pero me llamó mucho la atención.

Normalmente no suelo hacer caso a los correos en cadena,  pero esta vez encontré este artículo que me pareció muy importante compartir con vosotros.

Es la historia de una joven que padece cáncer terminal pero que a pesar de todo, logra cumplir su sueño , esta vez, a pesar de ser la sección de relatos, he buscado esta historia y la he encontrado en forma de presentación, ya que con las fotos me parece muchísimo más llamativa. Aquí os la dejo:

Espero que vieráis esta presentación, y que os diera fuerzas para seguir enfrentando cada día los problemas que podáis tener, que como bien nos ha enseñado Katie, todos podemos llegar a cumplir nuestros sueños, que lo último que se pierde es la ESPERANZA.

(Por Laura García)

El origen de los cuentos (relato)

Seguramente a todos nos han contado esas maravillosas historias de princesas y príncipes, de héroes y malvados personajes, pero seguro que muchos nunca os habíais planteado de donde procedían dichos cuentos.

En la actualización de hoy me gustaría compartir con vosotros una redacción que hice en 3º de primaria, es decir, con 8 o 9 años, motivo por el cual, igual la encontráis algo infantil, pero me gustaría que la leyeráis igualmente.

 

El origen de los cuentos

Había una vez, en una parte que nadie sabe donde estaba, se encontraban en un precioso lugar, un grupo de amigos que siempre estaban jugando y pasándoselo genial, pero a pesar de aprecer felices, nunca lo eran, pues eran distintos del resto de personas, tenían poderes o eran princesitas inconprendidas o maravillos duendecillos y seres famtásticos.

Nuestros tres protagonista se llamaban Blancanieves, Superman y Peter Pan. Eran muy buenos amigos y siempre estaban juntos en ese maravilloso mundo de los sueños, no tenían preocupaciones, pero al igual que todos nosotros, tenían una cualidad que podía más que ellos, la curiosidad.

En las periferias del país de los cuentos se encontraba un tenebroso bosque que rodeaba toda la ciudad.Cierto día, nuestros protagonistas, cansados de la continua rutina, decidieron llenarse de valor e investigar por el bosque, cosa que estaba prohibida por sus superiores. Irían por la noche, para evitar el ser vistos, y así hicieron. Esa misma noche los tres amigos se adentraron en las profundidades del bosque.

Anduvieron y anduvieron y no encontraron el final de aquel horrible bosque, con lo cual decidieron dar media vuelta, pero de pronto…

UuUuUuUhHhH!!!-exclamó algo a sus espaldas.

Los tres jóvenes echaron a correr sin mirar siquiera, que el culpable de su susto fuera un inocente búho.

Cada un corrió y corrió todo lo que le fue posible, pero cada uno hacia un lado distinto y nunca más se volvieron a ver, pues quedaron repartidos por el mundo, así pues, Blancanieves vive ahora en un bosque, Superman se encuetra protegiendo una ciudad, y Peter Pan estás luchando con el Capitán Garfio en Nunca Jamás.

162727_37285050361

Espero que este pequeño relato os gustara, fue escrito hace muchos años, pero está un poco adaptado. Me gustaría que dieráis vuestra opinion sobre él. Muchas gracias.

(Por Laura García)

Todo libro tiene un comienzo

Hola a todos nuestros lectores un sábado más. Como bien explica este título, todo libro tiene un principio, pero para que este llegue a un final necesita muchas revisiones, correcciones y perfecciones, y esto se consigue con la opinión del lector. Por esto, debido a que el pasado jueves fue el día de la literatura infantil y juvenil, me gustaría poneros este pequeño fragmento de una historia, de autor desconocido de momento en el mundo literario que me ha pedido que, por favor, publique este pequeño texto para que opinéis acerca de él y así poder seguir adelante con dicho relato o modificar lo que consideréis oportuno.

olas-rocas1

 Un poco aturdida me levanté apoyándome en una de aquellas rocas que me rodeaban. Parecía un milagro que no hubiera caído contra ninguna roca. Sin saber como me salvé de un golpe que seguramente hubiera sido mortal si se hubiera producido contra una roca.
 
Recogí mi bolsa e intenté volver al camino pero pude comprobar horrorizada como las rocas se elevaban a mi alrededor como altas paredes mojadas imposibles de escalar.
 
Intenté buscar desesperadamente una salida, pero este intento fue inútil. Cogí mi móvil pero no había cobertura. De repente me di cuenta de que la zona en la que estaba muy pronto comenzaría a llegar el agua al subir la marea, y lo peor de todo era que podría elevarme en ella hasta le salida, pero había bastante altura y no sabría si sería capaz de aguantar tanto tiempo flotando. Intenté poner lo ocurrido en orden pero únicamente lograba acordarme de aquel hombre que se había llevado la pulsera y un horrible escalofrío me recorrió la espalda al recordar que aquel hombre que me había arrastrado a una muerte casi segura llevaba tatuado en su brazo una hermosa rosa negra que días pasados había visto, pero no era el mismo hombre, de eso estaba segura. 
 
En ese mismo momento me recorrió un inmenso horror y se manifestó en forma de llanto incontrolado. Me precipité sobre la arena y me puse a gritar y llorar pero no recibí respuesta alguna. Cada vez el nerviosismo se apoderaba más de mí. El agua de la marea comenzaba a entrar por entre las rocas y por lo que anteriormente había sido el hueco por el que me precipitara comenzaba a caer agua como si de una fuerte tormenta se tratara.
 
Volví a gritar pero seguí sin recibir respuesta. Lo siguiente que se me paso por la cabeza fue tirar la bolsa de la playa hacia la orilla por el lado de fuera por si alguien la veía que se acercara y así poderme ayudar, así que hice toda la fuerza que pude y arrojé mi bolsa a lo alto de aquellas rocas que me mantenían prisionera.
 
Grité nuevamente, pero esta vez únicamente me salió un hilito de voz. Otra ola se me cayó encima golpeándome contra una roca brutalmente. Pensé perder el conocimiento, pero conseguí seguir bien a pesar del fuerte golpe que sentía en mi espalda.
 
El agua ya me llegaba por encima de la cintura y el fuerte oleaje me arrastraba de un lado a otro golpeándome una y otra vez contra las horribles rocas.
 
Ya había perdido toda esperanza de vivir y dejara de hacer fuerza contra el brutal oleaje desplazándome sin rumbo, como una hoja seca caída en un arroyo. Prácticamente perdiera el conocimiento cuando unos fuertes brazos me sacaron a la superficie. No me dio tiempo ni de comprobar quien había sido mi salvador, pues tan pronto me encontré fuera de aquella horrible trampa mortal me desplomé sobre la arena seca y perdí finalmente el conocimiento.
  
Un libro lleva meses prepararlo, un comentario para ayudar a que este llegue a su fin, unos escasos minutos. Gracias por vuestra colaboración.
 
(Por Laura García)

Diario de pobreza (relato)

Como había dicho hace algunas semanas, esta actualización, va relacionada con un relato a favor de la postura de la caña, es decir, proporcionarles a los pobres los medios necesarios para que ellos sigan para adelante.

nina_pobre1

¿Qué opináis, mejor darles la caña o el pez?

QUERIDO DIARIO:

Otro día más está acabándose, y yo sigo aquí, escribiendo con estos pequeños carboncillos abandonados a su suerte por los últimos extranjeros que visitaron nuestras tierras. Hoy por la mañana me he levantado antes del amanecer, como todos los días. He ido a por el rebaño y lo he guardado con mucho cuidado en en sus respectivas casitas, despues ha llegado la hora de ir a buscar agua a la fuente. Por fin, después de recorrer los 6 kilómetros que nos separan de la fuente y volver a casita, llegó la hora más esperada por todos, era la hora de aisitir a clase, hoy la profesora me ha dicho que ya sabía escribir casi correctamente, que estraba progresando mucho. Mi maestra se llama María, y una de las carácterísticas que más me llama la atención, son su peculiar forma  de hablar y la palidez de su rostro, la quiero muchisimo, pues para mí es la persona que me ha demostrado que sirvo para algo en esta vida. Poco a poco me estoy dando cuenta de que voy progresando en mis estudios, pero me pongo a pensar y digo: ¿de qué me sirve?

Miro a mi alrededor y me doi de cuenta de que como mis compañeros mayores no hacen más que vagar en busca de algo que poder llevar a la boca, pues saben escribir, pero no les sirve para nada. Nos acercamos todos al pequeño televisor en blanco y negro que hay en el pueblo y podemos ver como mucha otra gente blanca está trabajando con una especie de cosas raras en las que parecen darles a unas cosas pequeñitas y aparecen, en una especie de televisión, algo escrito, otra gente aparece en un sitio con mucha carne y verduras y frutas… y también aparece gente cogiendo peces del agua, pero que para ello utilizan una especie de utensilio raro y largo.

¡Que fácil parece poder cojer peces!¡Lo qué daría yo por uno ! Hoy volvió por la aldea del camión que reparte semanalmente algunos productos, pero tan pronto descargó todo lo que tenía, marchó abandonándonos nuevamente, dejándonos sin más utensilios que unos pequeños trocitos de pan y bolsas de arroz. No es que desprecie esto, pero si me gustaría poder conseguir yo estes productos, y poder ver marchar al camión que nos visita sin temer a nada, pues significaría que sería yo capaz de conseguir esto que nos acercan y poder dejar de vivir de la limosna.

¡Hasta mañana mi diario!

 

PD:decir que esta actualización me parece también una forma de felicitar y agradecer a toda esa gente que se marcha a los países más pobres, con la única preocupación de ayudar a los que más lo necesitan, gracias, pues sin ellos, la vida de esta pobre gente aún sería mucho peor.

(Por Laura García)

Slumdog millionaire (película)

La película de hoy no es otra que Slumdog millionaire, la maravillosa película ganadora de 8 Oscar, que de forma indirecta,llega mismo a mencionar el título de nuestro blog, pues hace mención a la esperanza, la esperanza de como de no ser nada ni nadie,puedes llegar a convertirte hasta en millonario con las anécdotas que te proporciona la vida. 0011

 

Slumdog millionaire nos acerca a la historia de Jamal Mlik, un joven procedente de los tugurios de Dharavi, en Mumbay, que por querer que la joven, a la que ama con locura, lo vea por televisión se presenta a un concurso televisivo con preguntas y respuesta (un concurso como el ya conocido ¿Quién quiere ser millonario?) y debido a las distintas situaciones que ha tenido que ir superando a lo largo de su vida, sabe ir respondiendo las distintas preguntas que le va formulando el programa, llegando a levantar la polémica al llegar a la última pregunta, y es acusado de fraude por considerarse que hay otra persona que le está pasando la información desde fuera.

 

En la comisaría, después de ser torturado duramente, comienza a redactar su vida y los motivos por los que es conocedor de las distintas respuestas, pues las experiencias de su vida le han facilitado estas, alternando en la película escenas del concurso con escenas de su vida.

 

Finalmente, después de demostrar su inocencia, regresará al concurso donde tendrá que responder a la decisiva y última pregunta, donde se juega todo, ¿qué hará? ¿Será mejor quedarse con todo el dinero que tiene ya seguro o arriesgarse como lo ha hecho siempre en la vida?

 

Si quieres saber esto,  ¡no te la puedes perder!

 

(Por Laura García)