¡Váyase Zapatero!

Portugal, Grecia, Irlanda…¿será España la siguiente? La crisis de la economía mundial parece haber convertido los países en piezas de dominó que se abalanzan unas sobre otras, provocando un gran estruendo a su alrededor y provocando el desplome de otras piezas.

La crisis española se debe, como ha sucedido con su homólogo portugués, a la gran irresponsabilidad y fracaso en la gestión económica de J. L. Rodríguez Zapatero, junto con sus ministros. Cuando el PSOE tomó posesión del mando del país el crecimiento económico que había dejado el expresidente Aznar parecía que pronto se acabaría y, efectivamente, la realidad presente nos los demuestra.

Se ha desplomado el superávit hasta el punto de que el endeudamiento del Estado se prolongará durante años; el número de desempleados supera ya los 4,9 millones de ciudadanos activos; aumentan los impuestos pero si no hay trabajo ¿cómo podrán vivir muchas familias?

Si, esta es la cruda realidad. Es ahora cuando los votantes socialistas que están en paro recuerden que depositaron el voto en la urna a favor de unos ineptos que saben como tirar el dinero, pero no cómo invertirlo o emplearlo para sacar a flote un país que parece navegar a la deriva y con un futuro muy negro…

¡Váyase Zapatero!