¡Váyase Zapatero!

Portugal, Grecia, Irlanda…¿será España la siguiente? La crisis de la economía mundial parece haber convertido los países en piezas de dominó que se abalanzan unas sobre otras, provocando un gran estruendo a su alrededor y provocando el desplome de otras piezas.

La crisis española se debe, como ha sucedido con su homólogo portugués, a la gran irresponsabilidad y fracaso en la gestión económica de J. L. Rodríguez Zapatero, junto con sus ministros. Cuando el PSOE tomó posesión del mando del país el crecimiento económico que había dejado el expresidente Aznar parecía que pronto se acabaría y, efectivamente, la realidad presente nos los demuestra.

Se ha desplomado el superávit hasta el punto de que el endeudamiento del Estado se prolongará durante años; el número de desempleados supera ya los 4,9 millones de ciudadanos activos; aumentan los impuestos pero si no hay trabajo ¿cómo podrán vivir muchas familias?

Si, esta es la cruda realidad. Es ahora cuando los votantes socialistas que están en paro recuerden que depositaron el voto en la urna a favor de unos ineptos que saben como tirar el dinero, pero no cómo invertirlo o emplearlo para sacar a flote un país que parece navegar a la deriva y con un futuro muy negro…

¡Váyase Zapatero!

Anuncios

¿Es esta la libertad religiosa del Gobierno?

Presumen de ser respestuosos y de que aplicar la libertad religiosa, sin embargo, una vez más nos demuestran que lo predicado de palabra, nada tiene que ver con los hechos de los que son protagonistas. Pero esta vez el artífice no es el gobierno opresor, sino las juventudes socialistas quienes están involucrados en una ofensa muy grave a la Iglesia católica.

Tras las palabras del Papa, las juventudes socialistas han aprovechado el revuelo que se ha generado -pese a haber sido una mala traducción a algunos idiomas, entre ellos el español- y han creado una campaña con motivo del día internacional de la lucha contra el SIDA. El lema de dicha campaña reza así: “Bendito condón que quitas el SIDA del mundo”. Tanto la frase como la imagen (a la derecha) son una banalización y burla de las palabras de la consagración del pan en la Eucaristía.

Es increíble como un gobierno que primero defiende y propone la creación de la “Alianza de Civilizaciones”, la cual no sirve absolutamente para nada salvo para derrochar el dinero, en la cual se pretende, entre otras cosas, el fomento de la libertad religiosa. 

Es avergonzante este tipo de manifestaciones por parte del Partido Socialista, pero ya estamos acostumbrados a que la Iglesia esté, constantemente, recibiendo varapalos por parte de un grupo político progresista que nos recuerda nada menos que a dictadores pasados con los que la libertad pregonada por los mismos no era más que una burda y gran mentira que el pueblo tenía que soportar.

¿Hasta cuándo habrá que soportar estas campañas blasfemas e intolerables?

De píldoras e impuestos

Impuestos2No es un chiste, pero puede plantearse así: ¿sabéis en qué se parecen la píldora del día después y los impuestos de ZP?

La respuesta no es chistosa: en que su política de improvisación permanente nos vende ambas medidas como solución a problemas personales y sociales, cuando en realidad no son más que el origen de nuevos y más graves problemas sociales y personales.

Sinceramente, es hora ya de ir pensando en unas elecciones anticipadas.

Puño en alto

obrerosEl tópico es el tópico, pero, realmente, una imagen vale más que mil palabras. He ahí la estampa que mejor representa lo que el socialismo español lleva siendo desde los tiempos de González: un club de nuevos ricos que no dudan en hacer uso de la demagogia más abyecta para intentar seguir instalados en el poder, aunque el mundo se hunda a su alrededor.

Dos dirigentes-pijas que levantan el puño como si alzasen el brazo, ignorantes por completo de lo que dicen y de lo que hacen. Durante la foto, y antes y después de ella.

Un sindicalista que lleva meses y meses metido en su madriguera, contando y recontando los euros de su subvención, mientras la crisis económica campa a sus anchas por España dejando sin trabajo a miles y miles de personas.

Un dizque histórico del socialismo, responsable directo de la época más corrupta de la reciente historia de España, en que miles de sinvergüenzas se hicieron de oro y miles de trabajadores perdieron su trabajo.

Un Presidente del gobierno, en fin, en medio de todo, simbolizando y aglutinando en su pose y su palabra tanta mezquindad, hipocresía y demagogia.

El tópico es el tópico, pero ¡así nos va!

Zeroladas.com

Lo menos insospechable e insólito no tiene lugar en el mundo de la ciencia ficción, tal y como el séptimo arte nos hace creer, sino en el mundo real. Al principio pensé en mirar el calendario y comprobar si realmente era 28 de noviembre, el día de los santos inocentes, o quizás de la época anterior a Constantino I el Grande, quien, por el edicto de Milán, aprobó el crsitianismo como religión, que también sería la religión del imperio romano.

Pero no, no era broma alguna. Pedro Zerolo, miembro del PSOE, celebraba ayer en Madrid el primer “bautismo” laico, en el cual se hace lectura al niño/a los artículos de la Carta Europea de los Derechos del Niño y, una vez finalizada esta, los padrinos tienen la oportunidad de dirigirle unas palabras al niño. En resumidas cuentas: una pantomima laica de ZP y sus ecuaces para burlarse de la Iglesia Católica y del sacramento del bautismo.

Esto es laicismo puro y duro, del que nadie se espera semejante respuesta radical y despreciativa hacia una institución religiosa, extendida por todo el mundo, como es la Iglesia Católica.

¿Qué será lo próximo? ¿Crearán la “Iglesia Obrera”? O, ¿nos denegarán la libertad religiosa? En zeroladas.com podrés ver más información de lo que este señor y su “mafia” planea contra los que creemos en Cristo y su Iglesia.

Galicia’09: el porqué de una derrota, el porqué de una victoria

galiciaHay veces que uno se encuentra por ahí, mejor escrito y con más brillantez, lo que uno piensa respecto de algo. Ayer, el Partido Popular de Galicia lograba la mayoría absoluta en las Elecciones Autónomicas; hoy, todavía algunos siguen con el discurso de que los votantes del PP son como una especie de legión extranjera dentro de su propio país. Se llevan las manos a la cabeza y parecen dar a entender que, precisamente, no lo pueden entender. Bueno. Que cada palo aguante su vela. Xosé Luis Barreiro Rivas escribe hoy en La Voz de Galicia un artículo que, en su extraordinaria contundencia, explica con milimétrica claridad el porqué de una derrota y el porqué de una victoria. No hace falta leer entre líneas; solo hace falta leer con un poco de humildad. Este blog se honra con reproducir aquí ese artículo, que se titula “La historia de Boabdil se repite”:

Touriño y Quintana llorarán como niños el poder que no han sabido ejercer y defender como hombres. Su derrota, que es absoluta en términos numéricos, es inconmensurable en términos políticos. Y esto es así porque, por ser prematura, y por estar basada en una evidente incapacidad para entender el país y la política, se lleva por delante a una clase política que muere antes de madurar, y que ya no sirve para ofrecernos una alternativa seria frente al Partido Popular.

La victoria de Núñez Feijoo, por el contrario, es impresionante. Porque gana a la primera. Porque gana sin la cobertura paternalista de Fraga. Porque gana con brillantez en todas las provincias. Y porque echa por tierra la clásica visión que explicaba todas las victorias del PP sobre la base del caciquismo y del poder. Porque habían perdido la Xunta. Y porque habían sido desalojados de buena parte del poder local sobre la base de otras coaliciones que quemaron su confianza y su legitimidad en pequeñas trifulcas y chicos pleitos que el pueblo quiso castigar. Por eso creo que la victoria obtenida ayer por Núñez Feijoo, aunque no marca la cima de escaños que obtuvo el PP, es el mayor triunfo obtenido en Galicia, porque es limpia, propia, inteligente e incontestable.

Pero si importante es la constatación de los hechos, más importante puede ser el saber por qué pasó lo que pasó. Y muy mal lo haríamos todos, y peor aún los derrotados, si fuésemos indulgentes en la crítica. Porque esta derrota tan grande solo se puede explicar porque lo hicieron todo mal, y porque defraudaron en todo las expectativas creadas hace casi cuatro años. Ganaron para hacer un cambio y no lo hicieron. Ganaron para recuperar la política y solo hablaron de autovías y asfalto. Ganaron para superar los modos de Fraga y solo supieron imitar todos sus defectos y ninguna de sus virtudes. Y fueron, sobre todo, prepotentes, distantes, tecnocráticos esencialmente fatuos. Por eso el pueblo les pasa factura. Porque, en vez de demostrar la excelencia de los cuadros de la izquierda y las ventajas de la intelectualización de la política, han demostrado que nadie hace mejor política que el PP, y que -¡quién nos lo iba a decir!- la izquierda está mucho más lejos del pueblo que la derecha.

Pero lo peor de todo es el fracaso -para los próximos 20 años- de la necesaria coalición entre el PSOE y el BNG. Porque, después de dar un espectáculo lamentable durante toda la legislatura, decidieron suicidarse colgándose de la absurda campaña presidencialista urdida en torno al gran perdedor de estas elecciones. Y esta es la explicación de por qué, 28 años después, el Amazonas volvió a cambiar su curso, otra vez, a manos del Partido Popular.

(Por Carlos Míguez)

Pizarras y elecciones

Aunque ya lo sabemos, no deja de resultar deslumbrante la pérdida generalizada de vergüenza que sufre la clase política en los periodos próximos a unas elecciones.

Como en Galicia hay elecciones autonómicas el 1 de marzo, Emilio Pérez Touriño, Presidente de la Xunta de Galicia y candidato por el PSdeG-PSOE, ha buscado entre los distintos logros de su gobierno durante los últimos cuatro años y ha puesto sobre la mesa un éxito educativo. El titular de La Voz de Galicia sintetizaba la gesta: “La pizarra de los colegios gallegos aparca la tiza y se conecta a la Red“. Dice luego que “«¡Emilio, Emilio!», gritaban los niños al presidente en la visita que hizo por las aulas para inspeccionar el funcionamiento del nuevo sistema…”

El contenido de la noticia no tiene ni pies ni cabeza y es, una vez más, una humillación (no se me ocurre otra palabra) para quienen trabajan en la enseñanza: alumnos y profesores.

El principal problema que tienen los políticos, y algunos ciudadanos también, es que creen que todo se arregla sólo con dinero. El dinero es importante, pero es mucho más importante gastarlo en la debida dirección. Cuando Touriño dice que en Galicia “en la actual legislatura han incrementado el presupuesto en materia de educación en un 30%”, no puede ser que a la hora de exhibir sus logros educativos la estrella de la fiesta sea el haber colocado una pizarra electrónica en cada colegio. ¿O sí?

Una pizarra en cada colegio. Se pueden hacer muchos chistes al respecto, pero la imaginación del lector es suficientemente poderosa como para convertir semejante ratio en un cuento surrealista. Más en serio, es muy triste ver que se sigue confundiendo lo que no son más que simples herramientas (libros, ordenadores, pizarras, diapositivas…) con el éxito educativo…

Esta enorme confusión que hay sobre la enseñanza la resumió muy bien, por lo que se dice en la noticia, el Presidente de la Xunta al indicar que aquella se sostiene sobre tres pilares: que intente mejorar la conciliación laboral con la familiar, que apueste por el multilinguismo y que los profesores reciban un montón de cursos de formación. Confieso que ese primer pilar no lo entiendo, así que no digo nada. El segundo es la típica paletada de creer que saber lenguas te da la vida, además de la típico ilusión mental de creer que en los colegios e institutos se pueden aprender idiomas. El tercer pilar hace referencia a un monumental negocio en el que el dinero y las trampas se mezclan para que los profesores consigan puntos para poder aprobar unas raras oposiciones o puedan acercarse algo más a su casa.

Si alguna vez le preguntasen a los profesores (“y si el alumno es la parte más importante del proceso, los profesores no lo son menos”, parece que dijo Touriño…), el Presidente vería cuán desagradablemente está lejos de la realidad. ¿Cómo es posible que un político pueda autosugestionarse de tal forma para intentar transmitir a la sociedad una idea de cuáles son las necesidades del sistema educativo tan equivocada, tan alejada de la realidad?

El éxito de la eduación reglada está en garantizar que las condiciones de comunicación que se dan dentro de las aulas sean lo más adecuadas posibles: un número razonable de alumnos por profesor (algo respecto de lo que ahora mismo estamos lejísimos) y la posibilidad de que este pueda expresarse en un nivel, el que sea, que esos alumnos sean capaces de entender (algo que suele ser difícil  por la imperiosa necesidad que hay de mezclar en las clases a las churras con las merinas, con el consiguiente perjuicio equitativamente distribuido).

El problema de esto es que exige no solo mucho dinero, sino sobre todo la convicción de que la educación no se puede resumir en datos ni se puede ver como una inversión electoral. Gastar dinero en educación significa pensar en alumnos y profesores, de la forma más individual posible, pensar, pues, en personas, en su día a día en las aulas; no en pensar en qué voy a poder decir delante de unos periodistas unos meses antes de una elecciones para que el canto de sirenas de la modelnez y los porcentajes a palo seco me hagan ganar unos votos.

(Por Carlos Míguez)