¡Váyase Zapatero!

Portugal, Grecia, Irlanda…¿será España la siguiente? La crisis de la economía mundial parece haber convertido los países en piezas de dominó que se abalanzan unas sobre otras, provocando un gran estruendo a su alrededor y provocando el desplome de otras piezas.

La crisis española se debe, como ha sucedido con su homólogo portugués, a la gran irresponsabilidad y fracaso en la gestión económica de J. L. Rodríguez Zapatero, junto con sus ministros. Cuando el PSOE tomó posesión del mando del país el crecimiento económico que había dejado el expresidente Aznar parecía que pronto se acabaría y, efectivamente, la realidad presente nos los demuestra.

Se ha desplomado el superávit hasta el punto de que el endeudamiento del Estado se prolongará durante años; el número de desempleados supera ya los 4,9 millones de ciudadanos activos; aumentan los impuestos pero si no hay trabajo ¿cómo podrán vivir muchas familias?

Si, esta es la cruda realidad. Es ahora cuando los votantes socialistas que están en paro recuerden que depositaron el voto en la urna a favor de unos ineptos que saben como tirar el dinero, pero no cómo invertirlo o emplearlo para sacar a flote un país que parece navegar a la deriva y con un futuro muy negro…

¡Váyase Zapatero!

Anuncios

Zerolo: Injerencia política

Un periódico gallego ha entrevistado al socialista Pedro Zerolo, conocido por la defensa progresista que el mismo mantiene hacia el lobby gay y el laicismo. El diputado progresista dice que “en España dejaremos pronto de ver crucifijos”. Crítica también la postura de la Iglesia Católica calificando la actividad de la misma como de “injerencia política”.

Zerolo también comenta cómo la Iglesia católica ha intentado frenar gran número de leyes, pero que ha fracasado y que este fracaso se debe a la existencia de una asintonía entre los obispos y los feligreses.

Cuando uno no sabe sobre un tema, no debe opinar. Pues nada, Zerolo, que pese a no ser católico, sabe de sobra como se encuentra la relación entre la jerarquía y  los fieles católicos. Esta claro que cada uno tendrá su opinión personal, pero es evidente que existe una buena sintonía entre la feligresía y la Conferencia Episcopal. Los fieles “siguen” a sus obispos y existe una evidente respuesta de apoyo a la Conferencia Episcopal, tal y como se puede comprobar.

También es evidente que Zerolo se equivoca al decir que la postura de la Iglesia es diferente a la que los ciudadanos quieren, ya que la Iglesia cuenta con una gran parte de la población entre sus feligreses -10 millones de españoles, aprox.- lo que supone un cuarto del total.

Esperamos dejar de ver pronto este Gobierno socialista…

Aznar

El valor de José María Aznar como referente político es directamente proporcional al cariz e intensidad de los insultos y agresiones verbales que recibe. Y su valor como político, inversamente proporcional al de Rodríguez Zapatero. Seis años después, uno entiende el 11M, además de como tragedia, como símbolo: es imposible que semejante cambio en la dirección de un país, hubiese podido derivarse de un discurrir sensato de los acontecimientos históricos. Y es imposible que una ruptura tal con un pasado tan honorable, pudiese llegar a producir algo muy distinto a lo que ahora tenemos. ¿Necesitaremos, acaso, un nuevo latigazo, en forma, por ejemplo, de crisis insoportable, para que todo se reajuste de nuevo? Pero, ¿puede avanzar decididamente un país a base de acelerones y frenazos absurdos?

Las hijas de Zapatero no son Zapatero

La corrosiva politización de casi todo cuanto ocurre o deja de ocurrir en España se está cebando ahora mismo con unas niñas. Toda la artillería pesada de cuantos han aprendido que en política vale todo, se materializa ahora en la demagogia y en la más vulgar de las intolerancias para golpear a un presidente haciendo daño a sus hijas. Esperemos que pase pronto, porque estas cosas, afortunadamente, son, como se suele decir, flor de un día. Pero, mientras tanto, no queríamos dejar pasar la oportunidad de que se escuchase nuestra protesta por tanta mezquindad y tanta irresponsabilidad. Defendemos el derecho de esas niñas para seguir la estética que les venga en gana y defendemos su derecho a no ser ridiculizadas ni despreciadas públicamente por eso. Y defendemos todavía más el derecho de un presidente a no ser atacado a través del insulto a sus hijas. Es una cuestión de libertad.

Parece que se ha equivocado, cosa extraña…

España, en lo que a Educación se refiere, está mejor ahora que hace 30 años“. Estas fueron las palabras de Eva Almunia, secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional.

Vamos a ver, señora Eva: yo no sé si tiene algún problema con el oído o la vista o quizás su secretaria/o no la ha informado bien acerca del titular que ha estado hoy presente en tantas portadas de periódicos (no será porque la letra es pequeña…)

España está a la cola en Educación. Pero no hablamos a nivel europeo, si no mundial. Hasta Eslovaquia, que económicamente es un país muy poco desarrollado, y está por encima de nosotros, incluso llegando a doblarnos en puntuación, colocándose entre las primeras del ránking mundial. Pero nosotros a la cola. ¿Por qué será que en todo lo malo estamos a la cabeza? Drogas, prostitución, inmigración ilegal, etc. Sin embargo, en Educación sólo aventajamos a Portugal y México.

Pero esta señora no puede ni debe quedar mal. Se está jugando su puesto así que debe echar mano del pasado, haciendo un símil en el que se pueda visualizar un resultado mejor que el hasta ahora conseguido por el gobierno de Zapatero. Arrojar datos así por así, querida Eva, no tienen sentido, ya que también estaba mejor la economía hace seis años, antes de que Ustedes entraran al poder. Pero es lo que tiene la retórica política, se basa en escabullirse del problema y en correr los menos riesgos laborales posibles.

El <ego> y el interés propio y personal hacen, una vez más, que la clase política, en este caso el Gobierno, evidencie cual es su postura.

Puño en alto

obrerosEl tópico es el tópico, pero, realmente, una imagen vale más que mil palabras. He ahí la estampa que mejor representa lo que el socialismo español lleva siendo desde los tiempos de González: un club de nuevos ricos que no dudan en hacer uso de la demagogia más abyecta para intentar seguir instalados en el poder, aunque el mundo se hunda a su alrededor.

Dos dirigentes-pijas que levantan el puño como si alzasen el brazo, ignorantes por completo de lo que dicen y de lo que hacen. Durante la foto, y antes y después de ella.

Un sindicalista que lleva meses y meses metido en su madriguera, contando y recontando los euros de su subvención, mientras la crisis económica campa a sus anchas por España dejando sin trabajo a miles y miles de personas.

Un dizque histórico del socialismo, responsable directo de la época más corrupta de la reciente historia de España, en que miles de sinvergüenzas se hicieron de oro y miles de trabajadores perdieron su trabajo.

Un Presidente del gobierno, en fin, en medio de todo, simbolizando y aglutinando en su pose y su palabra tanta mezquindad, hipocresía y demagogia.

El tópico es el tópico, pero ¡así nos va!

Y esta Navidad comeremos…¿conejo otra vez?

Seguro, pero casi seguro, que el señor Zapatero, cuando dijo el año pasado que deberíamos substituir en nuestra cena navideña el pavo por el conejo, el hizo caso omiso a la indicación hecha al pueblo español. Y este año ¿qué comemos? Porque si el año pasado que aún comenzaba la crisis a tomar posiciones, este año, en estas fechas tan señaladas, ya la tenemos hasta el cuello, casi ahogándonos. Y qué vamos a comer, ¿huevos fritos con patatas , o quizás, una tortilla española? Si uno va al mercado estos días podrá comprobar que cenar el marisco más barato que primero se nos pase por la cabeza pueden permitírselo unos pocos privilegiados, como se llamaría en la edad media, los señores o quizás algunos hidalgos. No es que la riqueza esté mal repartida en el mundo, es que la pobreza aflora, ricos dos y pobres el resto. No puedo quejarme yo de mi situación económica, ni la de mi familia, puesto que tenemos, todavía, gracias a Dios, algo que llevarnos a la boca, pero en África, como nuestras madres siempre nos decían “en África no tienen de comer, así que cómete todo” pues ahora, pobrecitos, deberán empezar con el canibalismo, porque no le veo yo mejor solución.

No le vamos a echar la culpa de la crisis a nadie, porque es verdad que algunos la tienen por despilfarradores o recaudadores de más, pero desde luego que esto no puede seguir así. No es momento de mirar quien ha puesto el pie en el lugar equivocado, sino, como vamos a solucionar esa metedura de pata. Y no hace falta hacer el paripé de juntarse 20 países (en el llamado G20) sino un consenso entre todos para buscar solución a este problema que nos trae de cabeza.

Yo no soy economista, pero desde luego me doy cuenta de que algo falla y no soy yo precisamente. Y lo peor de toda esta situación, es que todavía, cuando ya han dicho que estamos oficialmente en recesión, haya gente inmadura y ciegos de remate fingiendo que a ellos todo les va bien. Y me alegro si es verdad, pero ellos saben que no es así. Y es peor el que presume de tener y se muere de hambre, que él que tiene y despilfarra. Y aquí está el hidalgo del siglo XXI, el hombre que dice superar la crisis y que no tiene para darse en las narices.

Espero que todos tengáis una feliz Navidad, que los necios aprendan y los avaros compartan.